Manzanillo en la génesis musical de la Isla

Manzanillo en la génesis musical de la Isla

  • Portada del libro. Foto  tomada de La Demajagua digital
    Portada del libro. Foto tomada de La Demajagua digital

Cuba, isla musical, está llena de riqueza en la historia del pentagrama local que influye en el desarrollo de agrupaciones y ritmos caribeños y latinos. También ha recibido el influjo de la música europea, continente de donde llegaron algo después de los conquistadores, el órgano, un aparato reproductor de música con peculiaridades tales que lo hacen formar parte del patrimonio del archipiélago caribeño.

Del órgano a la Original se titula el volumen de los autores Zenovio Hernández Pavón y Roiny Velázquez Pozo, que la editorial Orto de la ciudad novia del Golfo del Guacanayabo presentará en la 28va Feria del Libro en Bayamo, como una de las novedades editoriales.

A través de la historia de siete familias, desde la colonia hasta el siglo XX, cuenta el desarrollo musical en el oriente cubano, que sin dudas influyó poderosamente en toda la nación. Los valiosos aportes al pentagrama de figuras como Diego Bonilla, violinista y maestro de músicos, Anselmo Casacas, embajador de los ritmos cubanos; Julio Gutiérrez, maestro del bolero; Carlos Puebla, cantor de la Revolución; Emiliano B. Ponciano, el cantor de las provincias y Wilfredo Pachy Naranjo fundador de la Original de Manzanillo, Premio Nacional de la Música 2011 y miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

De cómo la familia Borbolla protagoniza el establecimiento del órgano francés en Manzanillo y sus alrededores, al traer desde París los primeros aparatos a cartón y cómo aprendieron a construirlos aquí y hacer hasta las propias partituras y la reparación de los órganos, sin acudir a escuelas ni instituciones, legado que se hereda de generación en generación y mantiene viva la tradición.Quehaceres que contribuyeron a que el Órgano Oriental fuera declarado Patrimonio Cultural de la Nación hace apenas tres años.

La presentación del libro tendrá lugar en la sede provincial de la Unión de escritores y artistas de Cuba en Granma con la presencia de Lino Borbolla, sobrino de Carlos Borbolla, y la presencia de Wilfredo Pachy Naranjo, dos de los protagonistas de la novedad editorial.