México pesa en Boleros de Oro

México pesa en Boleros de Oro

Etiquetas: 
Festival Internacional Boleros de Oro, Músicos, boleros
  • El Festival Boleros de Oro concluirá sus sesiones el próximo 26 de junio.
    El Festival Boleros de Oro concluirá sus sesiones el próximo 26 de junio.

México tendrá un peso determinante en el es­pectáculo de gala que se efectuará este viernes a las 8:30 p.m. en el teatro Mella, momento en el cual el XXVI Festival Boleros de Oro, auspiciado por la Asociación de Músicos de la Uneac, comenzará a mostrar su impronta internacional.

Notorio por sus aportes al género, el vecino país se hará representar en la velada por Rodrigo de la Cadena, habitual en estos encuentros; la yucateca Lenny Sánchez, el veracruzano Memo Ruiz y Mario Carrillo.

Este último es hijo de Álvaro Carrillo (1921-1969) y se ha encargado de mantener vivo el legado de su progenitor, el recordado autor de Sabor a mí.

Además de esa reconocida pieza, el compositor creó otras memorables canciones como Se te olvida, Luz de luna, Amor mío y Sabrá Dios, y dedicó a las muchachas de su tierra Mujer oaxaqueña.

Pero sin lugar a dudas Sabor a mí ha sido el bolero de mayor repercusión internacional. A las antológicas versiones de Los Panchos, Javier Solís, Lucho Gatica, José José, Leo Marini, Carlos Cue­vas y Lila Downs, se suman en Cuba las de Omara Portuondo, junto a la mexicana  Regina Orozco, Bebo y Chucho Valdés, Rolando Laserie, Pancho Céspedes, y la Aragón.

El elenco del Mella, concebido artísticamente por José R. Artigas, se completará con Niurka Re­yes, Santiago García, Luanda Suárez, Ernesto Roel, Paz Luaces, el matancero Alfonso Llorens,  y el coro, la orquesta y el ballet de la TV Cubana, conducida por Miguel Patterson.

Mientras en el teatro América, a la misma hora, la banda de jazz que dirige Joaquín Betancourt respaldará las interpretaciones de otros dos mexicanos, José Iván Londoño y Karith Ortiz, del co­lombiano Juan Gualberto Gutiérrez, el japonés Yo­shiro y las cubanas Zunilda Remigio, Rachel Valla­dares y Anita Peraza.

Tomado de Granma