Niños y adolescentes rinden homenaje a Fidel en Camagüey

Niños y adolescentes rinden homenaje a Fidel en Camagüey

Entre libros, danzas, representaciones teatrales y premiaciones, niños y adolescentes camagüeyanos le rindieron homenaje póstumo al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en una hermosa ceremonia efectuada en la Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella, de la ciudad de los Tinajones, en ocasión del cuarto aniversario de la partida hacia la eternidad del líder histórico de la Revolución cubana.

Además, la institución cultural entregó los premios del concurso «Fidel; líder de la Revolución», diseñado para todos los grupos etéreos y en todos los géneros literarios, en el que el jurado evaluó alrededor de un centenar de obras de las enseñanzas primaria y secundaria, al igual que de la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales, entre otros.

El dúo Armonía, impresionó con su representación danzaria de la canción «Girón: la victoria», de la desaparecida cantautora Sara González.

Niños y adolescente llevaron a escenas las melodías Cabalgando con Fidel, de Raúl Torres y El Mayor, de Silvio Rodríguez, entre otras obras musicales.

El proyecto Construyendo sueños deleitó a los presentes con Luna llena y cerró el espectáculo en honor a Fidel Castro, la danza de la Casa de la Cultura Ignacio Agramonte, recibiendo los aplausos de niños y adultos con la representación de la canción Sábanas Blancas (Habana), de Gerardo Alfonso.

Dando continuidad al legado del Apóstol cubano José Martí de que «Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo», Fidel Castro priorizó el bienestar de la infancia en el país.

Fidel, en el acto de apertura del Primer Congreso Nacional de maestros rurales, el 27 de agosto de 1959 expresó:

«Que podamos decirles al pueblo y al mundo, que como un esfuerzo más de nuestra Revolución, como un esfuerzo más de nuestro pueblo, no quedará un solo niño sin escuela y esto significa el desarrollo de la inteligencia de todos nuestros niños. Eso significa que no quedará un solo talento que no se abra a la luz. Eso significa que no quedará una sola inteligencia sin su oportunidad, ni quedará un solo maestro sin su vocación. Significa la concreción de los intereses, de todos los intereses de la nación, del maestro y del niño con un poco de sacrificio hoy, con una compensación futura en lo económico, pero sobre todo algo que no se logra con todo el oro del mundo, la satisfacción de haber servido a su patria en esta hora».