Nuestra relación con el arte teatral

Nuestra relación con el arte teatral

Etiquetas: 
Escénicos, teatro cubano
  • Las funciones han tenido lugar en la sede de Irreverencia Producciones. Fotos tomadas de La Jiribilla
    Las funciones han tenido lugar en la sede de Irreverencia Producciones. Fotos tomadas de La Jiribilla
  • Las funciones han tenido lugar en la sede de Irreverencia Producciones. Fotos tomadas de La Jiribilla
    Las funciones han tenido lugar en la sede de Irreverencia Producciones. Fotos tomadas de La Jiribilla

Puede ayudarnos a comprender los mecanismos psicológicos de nuestra actitud estética, y de nuestra conducta social en general. En este sentido podemos hablar de la obra teatral El diccionario de la autoría de Manuel Calzada (Granada, España, 1972) y dirigida por Eva González, artista escénica, pedagoga y dramaturga española residente en La Habana desde la década de los 90 del pasado siglo.

Las funciones han tenido lugar en la sede de Irreverencia Producciones sita en calle 11 No 1152 apto 5 entre 16 y 18, Vedado, con previa reservación a través del teléfono 7 835 50 27. El elenco estuvo integrado por: Eva González (en María Moliner), Evelio Ferrer (Fernando Ramón Ferrando, Marido de María) y Raúl Bonachea (interpretando al neurólogo especialista). Según notas al programa (extracto de Gabriel García Márquez publicado en El País el 10 de febrero de 1980, titulado La mujer que escribió un diccionario: María Moliner (España 1900-1981) bibliotecóloga, filóloga y lexicógrafa, autora del DUE o Diccionario de Uso del Español, que se contraponía al DRAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua) hizo una proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana.

Un día se levantó a las cinco de la mañana y dividió una cuartilla en cuatro partes iguales y se puso a escribir fichas de palabras sin más preparativos. Calculó que lo terminaría en dos años, y cuando llevaba diez todavía andaba por la mitad. En 1967 presionada por la editorial Gredos que la esperaba desde hacía cinco años, dio el diccionario por terminado. Pero siguió haciendo fichas y en el momento de morir tenía varios metros de palabras nuevas que esperaba ver incluidas en las futuras ediciones. En 1972 su candidatura se presentó en la Academia de la Lengua, pero los señores académicos no se atrevieron a romper su venerable tradición machista. Ella se alegró cuando lo supo, porque le aterrorizaba la idea de pronunciar el discurso de admisión. Qué podría decir yo, dijo entonces, si toda mi vida no he hecho más que coser calcetines?

En cuanto a las interpretaciones, estas resultan atractivas al espectador, debido a las múltiples características psicológicas de los tres personajes que aparecen en escena. Esto habla a favor de un riguroso trabajo de pre-producción, sin embargo las actuaciones no llegan a ser orgánicas, es decir, no funcionan como unidad entre todas, pues existen varios niveles de interpretación, algo que marca notables diferencias entre un actor y otro. De igual forma, el maquillaje y vestuario nos permiten profundizar en la psicología de los personajes. Por otra parte, el diseño escenográfico y audiovisual junto a la iluminación respaldan la progresión de la acción dramática, en correspondencia con  el propósito artístico.

De gran relevancia es también la música que estuvo a cargo de Julián Rodríguez González pues se integra eficazmente con los restantes elementos de la puesta en escena.

El arte teatral en su constante interacción con las restantes manifestaciones artísticas y con las ciencias humanísticas, nos permiten establecer múltiples  asociaciones y generar nuevas  interpretaciones de la realidad. Esto implica establecer una relación empática porque  nos acerca a una comprensión holística de la condición humana. En este proceso recíproco el teatro reelabora y enriquece sus presupuestos básicos, legitimados posteriormente en la práctica.

En resumen, esta singular relación de causa-efecto que establecemos con el arte teatral nos permite llegar a posibles explicaciones de nuestra actitud estética y del nuestro comportamiento social en general.