Olga Portuondo inaugura holguinero Congreso Memoria Nuestra

Olga Portuondo inaugura holguinero Congreso Memoria Nuestra

  • La historiadora Olga Portuondo impartió la conferencia inaugural del Evento Memoria Nuestra. Fotos: Eliecer Peña
    La historiadora Olga Portuondo impartió la conferencia inaugural del Evento Memoria Nuestra. Fotos: Eliecer Peña
  • La historiadora Olga Portuondo impartió la conferencia inaugural del Evento Memoria Nuestra. Fotos: Eliecer Peña
    La historiadora Olga Portuondo impartió la conferencia inaugural del Evento Memoria Nuestra. Fotos: Eliecer Peña

Con la conferencia La cultura en 60 años de la Revolución, impartida por la historiadora Olga Portuondo, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2010, quedó inaugurado el XXI Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra, en el Salón Solemne de Plaza de la Revolución Calixto García.
En la conferencia, la también Premio Maestro de Juventudes, realizó un balance del transcurrir de la cultura cubana desde el triunfo revolucionario hasta hoy, incluidos los años de luchas insurreccionales y su posterior influencia en el proceso sociocultural de la isla.
“La revolución de 1959 era consecuencia de una inexcusable acción cultural, cuyos atributos éticos procedían de nuestro acervo más íntimo”, detalló Portuondo. Asimismo, resaltó la creación de varias instituciones culturales creadas en esos primeros años y que constituyeron un eslabón fundamental en el desarrollo de la cultura cubana, entre ellas destacó la impronta de Casa de las Américas, el Icaic, el Ballet Nacional, la Imprenta Nacional, así como el sistema de enseñanza artística, ejemplo para otras naciones de Latinoamérica.
A su vez subrayó el accionar de los años sucesivos al triunfo revolucionario y la implicación de acontecimientos internacionales en la conformación del corpus identitario de la nación. Del mismo modo instó a los jóvenes a la defensa de la cultura desde el pensamiento y la investigación histórica: “Si se pretende la seguridad de lo aprendido, con todas sus limitaciones, es necesario estudiar y ponernos al día, conservando el principio de Fidel de que lo primero que hay que salvar es la cultura cubana y su producto más genuino, la Revolución. Se requiere la diversidad de opiniones sobre un mismo tema y el análisis crítico”.
Para la vanguardia de los jóvenes intelectuales y artistas cubanos sobresalió, en las palabras de la reconocida historiadora, el conocimiento de la cultura, no solo en sus manifestaciones, sino en la evidencia de la psicología colectiva que le da origen, premisa para saber mejor cómo orientar, desde la Asociación Hermanos Saíz, el fututo de la producción artística y literaria, para que contribuyan al mejor saber filosófico y ético de los ciudadanos.