Pachy, horcón de la música cubana

Pachy, horcón de la música cubana

Etiquetas: 
Músicos, Manzanillo, Granma
  • Manuel Olivera presidente de la UNEAC en Manzanillo y Pachy Naranjo. Foto: Roberto Mesa Matos
    Manuel Olivera presidente de la UNEAC en Manzanillo y Pachy Naranjo. Foto: Roberto Mesa Matos

En la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Manzanillo, el Premio Nacional de la Música y Maestro de Juventudes de la Asociación Hermanos Saíz, Wilfredo Salvador Naranjo Verdecia, Pachy Naranjo, celebró sus 69 primaveras  en el espacio Charlas de Café que conduce Manuel Olivera Álvarez (Moa), presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la Ciudad del Golfo de Guacanayabo.

Pachy, fundador hace 55 años de la orquesta Original de Manzanillo es considerado uno de los pilares de la música cubana por el sostenimiento del formato de orquesta charanga, una sonoridad que distingue el ritmo musical de la Mayor de las Antillas, sin sucumbir a los aires de la fusión contemporánea, que no siempre convergen satisfactoriamente en todas las agrupaciones.

Excelente intérprete al piano, compositor, habla con pasión de la música y de la orquesta, con la que ha recorrido la Isla y ha representado a la cultura cubana en diversos escenarios mundiales.

La Original de Manzanillo, conocida como la Súper Charanga de Cuba, llena aún plazas, teatros y anfiteatros donde se presenta, lo mismo en fiestas populares que en actos públicos, atrae a bailadores o, sencillamente, a quienes disfrutan las crónicas sociales que constituyen sus temas.

Cubanía desbordan las letras de las canciones, que hacen mención a temas como el amor y el desamor entre la pareja, los atributos representativos de la Isla, escritos con respeto al ser humano, ritmo y musicalidad exquisitas.

En la mañana de domingo el músico recordó emocionado a sus padres Wilfredo y Wilvia, los primeros años de la Original, el impulso, la consagración, el presente y los desafíos a casi 55 años de la génesis musical.

 “Cuando tengo una obra en mente hasta que no la logro, me cuesta dormir y es que mi corazón y sueño son música. Soy muy manzanillero: me gustaba presenciar al hombre que se ponía con una filarmónica en el parque a darle en el capó de los carros y a imitar los ritmos y sonidos del órgano con aquel instrumento.”

Amante de la historia cubana, Pachy hizo en el aniversario 150 de la interpretación de La Bayamesa, una versión llena de riqueza poética y musical, dedicada a ponderar la belleza de la mujer de la mayor de las Antillas, y resaltar la canción considerada como primera del cancionero trovadoresco cubano.

De Pachy, el presidente de la UNEAC en Manzanillo resaltó la sencillez de las celebraciones de sus onomásticos, siempre entre familias y amigos, y celebró la humildad que caracteriza a este maestro de la música cubana, cuya obra trasciende las fronteras de la provincia, de la isla y del tiempo.