PastiDance. Un futuro para la danza en Mayabeque

PastiDance. Un futuro para la danza en Mayabeque

Etiquetas: 
Escénicos, Mayabeque, danza
  • PastiDance hace honor a su slogan Un Futuro para la Danza al presentarse hoy en importantes escenarios de la provincia y de La Habana. Foto del autor
    PastiDance hace honor a su slogan Un Futuro para la Danza al presentarse hoy en importantes escenarios de la provincia y de La Habana. Foto del autor

Los veinte años de vida artística del coreógrafo y bailarín Luis Manuel Rodríguez Cordero fue el eje central de las celebraciones en la Casa de Cultura Félix Pita Rodríguez de Bejucal del séptimo aniversario de la Compañía PastiDance fundada y dirigida por este joven creador.

La Jornada de cuatro noches incluyó una exposición de fotografías ycarteles de los fotógrafos Yaimara López e Idael LLanes, dos galas artísticas donde se presentaron los talleres que componen este proyecto y se entregaron los premios de la Constancia a aquellas personas e instituciones que durante un año han apoyado el trabajo de la agrupación y el Festival de las Luces donde los integrantes forman varios grupos y  montan sus coreografías que compiten por el premio.

Entre los invitados esta vez sobresalen alumnos de la Escuela Profesional de arte Arístides Soto (Tata Güines), nivel elemental y el actor Lázaro Ovidio Díaz Estévez, director del Grupo Teatral Blanca Becerra, el más antiguo del país integrado por aficionados. Así como el equipo del  Espacio el Laboratorio de Telemayabeque dedicara una de sus próximas emisiones al evento.

Luis Manuel (Pastilla) como popularmente le conocen en su tierra natal comenzó a bailar a los 10 años en el Proyecto Comunitario El Rio bajo la dirección de Enma Tania Fernández y al no tener aptitudes para el canto o la actuación se concentró en la danza. Más tarde se graduó de Licenciado en Cultura Física y Deporte, etapa en la que mantuvo un fuerte vínculo con el movimiento de la Gimnasia Musical Aeróbica, muy sólido en ese entonces en la Ciudad de las Charangas del cual nació PastiDance.

Según Rodríguez Cordero, todos esos conocimientos y experiencias más todo lo aprendido en dos décadas, donde trabajó también como bailarín profesional en el Cabaret Tropicana, lo ha volcado en la formación de su compañía que hoy cuenta con sesenta integrantes de Bejucal y el Consejo Popular Guanabo del municipio Habana del Este, en la capital del país. Su principal objetivo es primer el gusto por el baile de los diferentes géneros de la música cubana e internacional. Entre las fortalezas de su trabajo citó el apoyo de su familia y las de los padres de las niñas y niños que componen los distintos talleres.

PastiDance hace honor a su slogan Un Futuro para la Danza al presentarse hoy en importantes escenarios de la provincia y de La Habana donde su presencia se ha hecho habitual. Ese es el caso de Expocuba y la Feria Agropecuaria de Rancho Boyeros. Aquí no solo se forman futuros bailarines sino hombres y mujeres comprometidos con los valores que defendemos y ante todo con el estudio, razón por la cual en momentos como exámenes de ingreso a la educación superior, se separan del grupo y más tarde muchos han regresado al escenario, pues somos como una gran familia, concluyo.

En opinión del productor  cinematográfico y miembro de la UNEAC Rafael Acosta la compañía constituye una cantera para el sistema de enseñanza artística. Además ofrece una importante contribución a la educación artística y estética de sus integrantes así como siembra en ellos el amor por nuestras raíces.