Por el futuro de la cultura

Comienza el Curso escolar 2019-2020

Por el futuro de la cultura

Etiquetas: 
Enseñanza Artística, Cultura Comunitaria, La Habana
  • Escuela de Arte. Foto Internet
    Escuela de Arte. Foto Internet

Conscientes de que la cultura es espada y escudo de la nación, cerca de 2000 estudiantes de la ciudad estarán iniciando el nuevo curso escolar en la enseñanza artística este 2 de septiembre, inicio del período lectivo, según se informó en conferencia de prensa.

Aunque se accederá a las diferentes manifestaciones, un gran peso de los nuevos ingresos, a pedido de encargo estatal, recae en las especialidades de danza y música, según aclaró Eldys Varela Cruz, subdirector de la enseñanza artista en La Habana. El resto de las modalidades están suscritas a la Centro Nacional de Escuelas de Arte.

El claustro de profesores y las directivas de cada centro, ha estado trabajando previamente en la preparación del comienzo del curso, “se han visto objetivos puntuales que tienen que ver con el plan de estudio; otros tienen que ver con las propias escuelas, ellas mismas deben certificarlos. Tenemos garantizada la cobertura profesional, no hemos tenido dificultad con esto. Hay variantes por si llegaran a presentarse problemas”, señaló.

La capital cuenta con 6 escuelas de arte. De ellas, una de la especialidad de danza en nivel elemental, la Alejo Carpentier. En ese mismo nivel tiene 4, pero en música: la Alejandro García Caturla, la Manuel Saumel, Paulita Concepción y el Conservatorio Guillermo Tomás. Consta también con dos centros de perfil medio: la Guillermo Tomás y el Conservatorio Amadeus. Más de 100 niños llegarán a las aulas como nuevos alumnos en la especialidad de música.

Los educandos de este tipo de educación asumen un reto, pues no solo estudian las asignaturas básicas de la enseñanza general, sino, asimilan las exigencias de las disciplinas artísticas que inobjetablemente les cambia el estilo de vida —horarios anormales— e involucra a la familia, “entran en una nueva disciplina formativa que le crea hábitos y conductas”, dijo Eldys.

El arte pedagógico en la capital enfrenta varios retos en el año en que la ciudad cumple sus 500. Para ello coordinó un grupo de acciones con alumnos y profesores de las escuelas, llamadas Arte por los 500. Insertará agrupaciones artísticas de sus filas en comunidades de la periferia del territorio habanero.

También seguirán el proceso de captación, de por si complejo, pues obedece a una demanda predeterminada por las agencias artísticas, regida por un programa de desarrollo que establece cifras a tener en cuenta, por lo que no todos los aspirantes acceden.

Se pretende seguir consolidando los vínculos de relación con la vanguardia artística joven y los consagrados. Miembros de la UNEAC y la AHS, son puntos en la estrategia de crecimiento de la enseñanza artística en la provincia, “un grupo importante de estos forman parte del claustro de profesores de las escuelas”, declaró Eldys.

Se han hecho coordinaciones con la Sección de Música de la UNEAC para que varios de los estudiantes de las escuelas de esa modalidad artística, estén presentes en el Festival de Música Contemporánea que auspicia dicha sección.

Especificó que, aunque no existe plan de clases para estudiar la música popular cubana –la formación es clásica—, hace varios años se realizan acciones que ayudan al estudio de esta, “trabajamos con algunos musicólogos y algunos profesores que desde sus propios roles en las agrupaciones profesionales nos ayudan”, afirmó.

En medio de un bloqueo feroz del Gigante del Norte, Cuba prioriza el relevo artístico, sabiendo que la cultura nos salva. Aunque la activación del capítulo 3 de la Ley Helms-Burton, ha limitado algunos compromisos pactados en la adquisición de instrumentos, está garantizado que cada niño tenga un instrumento para comenzar el curso. Manos amigas desinteresadas, han realizado una donación de instrumentos de uso de primerísima calidad que facilitará la calidad de la enseñanza.