Premio Literario Luis Rogelio Nogueras

Premio Literario Luis Rogelio Nogueras

Etiquetas: 
Escritores, Premio
  • Cada 17 de noviembre se premia el Concurso Luis Rogelio Nogueras en honor a su nacimiento.
    Cada 17 de noviembre se premia el Concurso Luis Rogelio Nogueras en honor a su nacimiento.

Los resultados del Concurso Nacional Literario Luis Rogelio Nogueras, Wichy, 2016, fueron dados a conocer el pasado 17 de noviembre en el Centro Cultural Literario Habana, en la Capital, y día en que el desaparecido escritor cumpliría 72 años.

El premio es auspiciado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) de La Habana y Ediciones Extramuros.

Esta edición convocó en el género de cuento. El jurado compuesto por los escritores Jesús David Curbelo, Daniel Díaz Mantilla y Dazra Novak, decidieron por unanimidad entregar el premio al libro de cuentos Dados cargados, del joven narrador capitalino Yunieski Betancourt Dipotet, en atención a su “curiosa manera de abordar conflictos históricos, ideológicos, sociales y geopolíticos del mundo árabe y su interacción con el entramado propagandístico y militar de Occidente, desde una óptica en que, por encima del telón de fondo de la historia, prima un enfoque humanista que centra su preocupación en el individuo y sus estrategias de supervivencia física y espiritual”.

Se entregó también la distinción Cisne Salvaje, nombre homónimo del poema de Wichy entregada por el CPLL y que reconoce a personas que tengan una la labor destacada en el trabajo comunitario en la promoción del libro, la literatura y sus autores. Esta vez recayó en Idalmis Rojas Martínez, especialista literaria del municipio Regla.

En la velada se presentó el libro Me quedaría con la poesía (Letras Cubanas, 2014), autoría de Nogueras y selección de textos de Neyda Izquierdo, Premio Nacional de Edición y viuda del extinto poeta. El título obedece a la respuesta que hiciera Wichy al periodista Orlando Castellano en pregunta acerca de la prioridad de los múltiples oficios que realizaba a lo cual respondió: ¨me quedaría con la poesía¨.

El libro fue presentado por el también poeta y ensayista Jorge Ángel Hernández Pérez, quien destacó los valores de la poesía de Wichy: “una de las cosas que arraiga la poesía en la gente común es que esté totalmente viva en la persona que la lea, Wichy conocía lo que sucedía en la gente, lo tenía presente y lo reelaboraba en su poesía, era una obsesión suya la relación entre poesía y realidad”, señaló.

Otra de sus obsesiones y que esta antología muestra, es el tema de la muerte, según Hernández Pérez. Aunque el poeta utilizó el humor y la ironía al referirse a esta —aspectos comunes de la obra de Nogueras— al referirse a ella no lo hacía con el mismo tono del resto de su poesía, tal vez en clara premonición a lo que acontecería después: moriría con solo 42 años.

Hay algo indudable en la poesía de Wichy y que el presentador subrayó: las trascendencia y vigencia de su obra poética, “si hacemos una búsqueda de poemas escritos hace ya algún tiempo, veremos que los de Nogueras parecen acabados de hacer gracias a que él le puso todo su espíritu y fuerza”.