Presencia de la diáspora africana en la literatura caribeña

Presencia de la diáspora africana en la literatura caribeña

Etiquetas: 
Escritores, X Coloquio y Festival Internacional de Poesía Nicolás Guillén
  • Los ponentes analizaron disímiles líneas temáticas como el tratamiento humano que se les da a los personajes negros en la obra literaria de los escritores cubanos.
    Los ponentes analizaron disímiles líneas temáticas como el tratamiento humano que se les da a los personajes negros en la obra literaria de los escritores cubanos.

El componente africano es
 esencial en la formación de
nuestra personalidad básica

Don Fernando Ortiz

El X Coloquio y Festival Internacional de Poesía Nicolás Guillén en su sesión matutina del 24 de marzo comenzó con la exposición Guillén: carteles en su órbita, a cargo de la especialista en artes visuales, Solveig Font Martínez, quien agradeció a los diseñadores y entidades que prestaron su apoyo incondicional para el montaje de esta muestra, y por último, destacó la función clave desempeñada por el distinguido poeta, escritor y periodista camagüeyano en la creación estético-artística de esos materiales, que tuvieron como punto focal la vida y la obra de nuestro Poeta Nacional (1902-1989), presidente fundador de la UNEAC.

La Comisión 1, moderada por la doctora Denia García Ronda, desarrolló la línea temática relacionada con la presencia de la diáspora africana en la literatura de nuestra región que comenzó con la conferencia magistral Impronta africana en la gestación del proceso literario del Caribe, impartida por la doctora Ileana Sanz, investigadora y profesora titular (jubilada) de la Universidad de La Habana.

La doctora Sanz hizo una breve reseña histórica de la literatura hispanoamericana y caribeña (desde la colonia hasta la actualidad). Acto seguido, precisó la función básica indispensable desempeñada por la influencia africana en la gestación de un corphus literario caribeño; sustrato común compartido con los demás países de la región.

Por otra parte, expresó que la fusión de lenguas africanas y europeas generó una estructura lingüística sui generis, mientras la narración oral sirvió para transmitir valores éticos, humanos y espirituales, traídos por los esclavos africanos no solo a la cuenca caribeña, y concretamente, a la mayor isla de las Antillas, sino también al resto de las naciones americanas; también analizó varios textos poético-literarios desde una óptica eminentemente lingüística y  posteriormente planteó que en el Caribe prevalece un mestizaje idiomático y cultural, como consecuencia del fenómeno de la transculturación, descrito por don Fernando Ortiz como un ajiaco multiétnico que alimenta la personalidad básica del cubano.

A manera de conclusión se refirió a lo culto y lo popular desde el registro lingüístico por excelencia, así como al hecho que el vanguardismo como corriente literaria, introdujo al negro y lo africano en la literatura nacional y citó a Nicolás Guillén como el más genuino representante de esa expresión literaria.

Con posterioridad, fueron presentadas las ponencias La negritud en personajes de Alberto Guerra Naranjo. Dudas, satisfacciones y éxitos, por la M.Sc. María V. Labrada y la M.Sc. Marbella Acosta; Reflexiones en torno a un texto crítico de Rafael María de Mendive sobre un poeta de color: Antonio Medina y Céspedes, resumen de la tesis de doctorado del profesor Iván Gabriel Grajales Melián; Visión de la esclavitud en la narrativa de tema histórico en Santiago de Cuba, por la licenciada Yelena García; y África en el Caribe. Christophine Dubois en el vasto mar de la escritura femenina, por la licenciada Beatriz María Goenaga.

Los ponentes analizaron disímiles líneas temáticas que incluyen: el tratamiento humano que se les da a los personajes negros en la obra literaria de los escritores cubanos contemporáneos, el enfoque de la esclavitud en la narrativa histórica santiaguera; la evaluación realizada por el maestro, poeta y crítico Rafael María de Mendive, mentor de José Martí, acerca de los valores que tiene la obra poética de un vate negro, que no solo cultivó la poesía, sino también ejerció el periodismo y fundó publicaciones periódicas en su ciudad natal; así como el lugar marginal que ocupa la mujer negra en la literatura femenina.

Una vez finalizadas las disertaciones se suscitó un ameno diálogo entre los ponentes y el público participante, donde el intercambio de criterios enriqueció el contenido de las presentaciones.

Al evento asistieron el doctor Nicolás Hernández Guillén, presidente de la Fundación Nicolás Guillén, intelectuales cubanos y extranjeros, así como representantes de la prensa local.