Presencia viva de Fidel en Sancti Spíritus

Presencia viva de Fidel en Sancti Spíritus

Etiquetas: 
Sancti Spíritus
  • Presencia viva, un modo de reconocer su imagen y ejemplo imperecederos. Foto cortesía de la UNEAC espirituana
    Presencia viva, un modo de reconocer su imagen y ejemplo imperecederos. Foto cortesía de la UNEAC espirituana

A menos de un año de la desaparición física del Fidel, aún los cubanos sienten su presencia viva. Cuando se conmemora su 91 cumpleaños y no podía dejarse de recordar como líder indiscutible hacedor de múltiples proyectos a favor de la cultura. Baste mencionar el más cercano a nosotros los espirituanos cuando patrocinó el financiamiento para la reconstrucción total del majestuoso inmueble que acogió a la Academia de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera de Trinidad, otrora centro docente insignia que graduó a artistas que hoy llevan por el mundo nuestro acervo.

Forman parte de esta exposición homenaje, obras de los artistas de la plástica José Perdomo García, Félix Madrigal Echemendía, Alexander Hernández Chang, Alicia Leal Veloz, Alexis Leyva Machado (Kcho) y Pedro Pablo Oliva, quienes con sus peculiares poéticas rinden tributo al cubano mayor que con sus sabias orientaciones logró fortalecer las cimientes de nuestra patria.

Cada cual ofreció un modo peculiar de apreciar al líder de la Revolución. Perdomo acudió a su paleta hiperrealista para mostrarnos el cuerpo de Fidel rodeado de los elementos que identifican a la ciudad: el puente sobre el río Yayabo, la Iglesia Mayor y el Teatro Principal; Madrigal creó tres bustos magnificados del homenajeado a través del lenguaje metafórico como los  elementos vegetales y reducidos guerrilleros que le surgen de la barba en una de las obras o la asociación del Quijote justiciero modelado a imagen y semejanza del líder revolucionario o aquella otra donde su cabeza surge de la piedra como en permanente metáfora.

De igual modo, Hernández Chang apenas boceta de perfil la figura del estadista con fuerza expresiva; Leal Veloz acude a su imaginería cuasi naif para invadir de colorido el espacio galerístico con su ambiente martiano; Kcho acude a sus referentes acostumbrados para brindarnos un yate Granma proceloso mientras que Oliva refleja con gracia la figura del Comandante en Jefe montado sobre el yate símbolo de libertad.

Como parte de la curaduría se incorporó un texto suscripto por Fidel donde aparece su rúbrica original con una dedicatoria a los artistas espirituanos que participaron en una de las tribunas abiertas celebradas en Sancti Spíritus quienes fueron invitados al Palacio de la Revolución en un encuentro con el líder revolucionario. Es así como el conjunto no podría tener mejor título que la de Presencia viva, un modo de reconocer su imagen y ejemplo imperecederos.