Prestigioso artista de la UNEAC devela obelisco por los dos siglos de Cienfuegos

Prestigioso artista de la UNEAC devela obelisco por los dos siglos de Cienfuegos

  • Vista total del obelisco. Fotos del autor
    Vista total del obelisco. Fotos del autor
  • Detalles de las inscripciones del monumento. Fotos del autor.
    Detalles de las inscripciones del monumento. Fotos del autor.
  • Detalles de las inscripciones del monumento. Fotos del autor.
    Detalles de las inscripciones del monumento. Fotos del autor.

Como parte de la Jornada de la Cultura, que en saludo al  Bicentenario de Cienfuegos transcurre en esta ciudad entre el 20 y el 28 de abril, aconteció uno de los momentos más significativos, además de los más esperados, en las celebraciones en curso: la develación del obelisco por los dos siglos de la Perla del Sur.

Su autor Juan García Cruz, prestigioso escultor miembro de la filial de Artes Plásticas de la UNEAC del territorio, aludió en su apertura al simbolismo de este monumento, que encarna dos estructuras ensambladas, referentes de dos siglos: una primigenia externa, la decimonónica; y otra interna, con elementos más industrializados alusivos a la centuria más moderna del XX.

Como parte del cúmulo de edificaciones planteadas de cara al Bicentenario era necesario dejar constancia del arribo de la ciudad a esa edad, como mismo ocurrió con otras urbes cubanas cuando alcanzaron su medio milenio. Por consecuencia, se convocó a la presentación de ideas y de proyectos encaminados a la ejecución de un monumento que perpetuara estos 200 años de vida.

Dentro de los presentados figuró el del destacado escultor Juan García Cruz, quien ha dejado su impronta en considerable número de emplazamientos erigidos en esta ciudad y que se ha convertido en un profesor de las generaciones de escultores gracias a una obra sólida de más de cuatro décadas.

García Cruz presentó un monumento en forma de obelisco, el cual resultó aprobado. La única regulación emitida por la Oficina del Conservador de la Ciudad fue que el trabajo arquitectónico no fuese mayor a los conjuntos escultóricos a los mártires ubicados en el Prado de Cienfuegos, donde se alza el flamante emplazamiento.

Está ubicado en Avenida 70 y Calle 37, con margen de separación y también menor a la imagen de Fidel que da la bienvenida a la ciudad cuando se accede al Paseo del Prado. Todo ahora dispone del espacio y de las magnitudes pertinentes, a tenor de sus respectivas connotaciones. La disposición general del entramado en la zona, además, permite respirar desde el punto de vista urbanístico y arquitectónico, de forma que todos puedan disfrutar de cada emplazamiento, sin atropellos espaciales.

El obelisco posee inscripciones con la fecha de la fundación y del Bicentenario, plasmados en una terminación de marmolina y quedó envuelto por una estructura metálica. Esta tipificar el desarrollo industrial propiciado por la Revolución desde los años 60 del siglo XX.

Deviene asimismo expresión de modernidad y de que ambos siglos se unen, se protegen, se complementan y de que cada cual brilla con luz propia, porque cada uno poseyó su esplendor, consideró el arquitecto Irán Millán Cuétara, Conservador de Cienfuegos.