Ramón Moya, El cimarrón de Monte Ruz en Celosía en TV

Ramón Moya, El cimarrón de Monte Ruz en Celosía en TV

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, Guantánamo, audiovisual
  • La esencia del material está en el propio performance que representa.
    La esencia del material está en el propio performance que representa.

La Filial de Artes Plásticas de la UNEAC en Guantánamo presentó en la tarde de ayer el audiovisual El cimarrón de Monte Ruz, dedicado a la obra del artista de la plástica Ramón Moya, quien funge además como uno de los fundadores de este comité provincial, que arribará el próximo 4 de agosto a sus 30 años de creado.

La idea de los plásticos Alexander Beatón y Jesús Olivares de promocionar a través de una cápsula, la obra de artistas visuales guantanameros inició con este material de tres minutos al artista naïf Oscar Nelson Álvarez con una duración de cinco minutos de duración.

Moya quien al decir del crítico Jorge Núñez, es al mismo tiempo el creador y el sujeto activo de su obra, sin importar que en ocasiones eso signifique el sufrimiento corporal… De excelente escultor naïf, lleno del espíritu de época, al apropiarse de las estéticas del momento se convirtió en un “instalacionista performático”, fue el artista escogido por el espacio Celosía en TV para presentar en escasos minutos la grandeza de su obra y su pensamiento estético.

El audiovisual realizado por Pedro Gutiérrez recoge las consideraciones del ya mencionado crítico quien además apunta que Moya puede ser calificado como parte indisoluble de la obra que crea, una obra muy expresiva conectada con la realidad, con Cuba y su contexto.

La esencia del material, más allá de las consideraciones de un crítico, está en el propio performance que representa conversar o entrevistar a Moya frente o detrás de cámaras. De esta forma el material se convierte en parte del testimonio audiovisual de la cultura guantanamera, patrimonio que está siendo necesario rescatar y documentar.

A la presentación se sumó el Sindicato Provincial de Cultura con un reconocimiento al artista por los aportes realizados a la cultura guantanamera.