Raptus en la UNEAC

Raptus en la UNEAC

Etiquetas: 
Villa Clara, Músicos
  • “Durante estos 22 años con diferentes formatos y músicos he crecido mucho como artista porque he aprendido de mucha gente y también he enseñado a los que se han acercado a mí”. Foto del autor
    “Durante estos 22 años con diferentes formatos y músicos he crecido mucho como artista porque he aprendido de mucha gente y también he enseñado a los que se han acercado a mí”. Foto del autor

El Proyecto Musical Raptus fue el protagonista del más reciente concierto especial realizado en el Patio Azul de la Casona de la UNEAC en Santa Clara.

Fundado hace 22 años con otro nombre, formato e integrantes Raptus siempre ha estado entre las mejores propuestas musicales de Villa Clara por la elaboración de sus arreglos musicales a partir de piezas de música de cámara de compositores cubanos y extranjeros y por el alto rigor en sus interpretaciones.

Fundado y dirigido por el clarinetista Alejandro Yera Tejeda este colectivo se ha destacado también por asumir entre sus integrantes o invitados a muchos de sus propuestas a jóvenes músicos recién egresados de las Escuelas de Arte o cursando en ellas.

“Otra vez tengo en el grupo a músicos muy jóvenes como Williams Machado en el clarinete, Niuris Moreno en el fagot y haciendo los arreglos, el trombón está Jonahatan Castillo y en la percusión mi hermano Atsel con quien me da mucho gusto trabajar porque nunca habíamos tenido este tipo de comunicación”, dice Alejandro.

Sobrio, renovador y profundo son los calificativos que se le pueden endosar a la ejecución de Raptus que interpretó música de Alejandro Falcón, Ernán López Nussa, Jorge López Marín, cuyos arreglos fueron asumidos por Niuris Moreno.

“Durante estos 22 años con diferentes formatos y músicos he crecido mucho como artista porque he aprendido de mucha gente y también he enseñado a los que se han acercado a mí y también he crecido como persona porque siempre es difícil relacionarse humana y profesionalmente con muchas y diversas personas que a la larga piensan diferente”.

Raptus demostró cómo hacer música culta, sobre todo cubana, en un lenguaje que le llegue a las mayorías y asumir su realización con aires contemporáneos.