Salsa en La Habana

Salsa en La Habana

Etiquetas: 
Músicos, música popular
  • El Festival de la Salsa se celebrará del 25 al 28 de febrero en el Parque Almendares con excelentes orquestas del género.
    El Festival de la Salsa se celebrará del 25 al 28 de febrero en el Parque Almendares con excelentes orquestas del género.

La salsa vuelve a tomar un lugar protagónico en el Parque Metropolitano (Parque de Almendares), donde se presentaron muy buenos bailes populares en pleno Boom de la salsa cubana, en la década de 1990.

La firma ARTEX en coordinación con el Instituto Cubano de la Música, por iniciativa del músico Maykel Blanco, han programado el Primer Carnaval de la Salsa, tomando en cuenta que en el mes de febrero, internacionalmente se celebran los carnavales, siguiendo la tradición europea.

Todo proyecto de fiesta, baile y alegría ayuda al gran público ansioso de diversiones; algo que también genera turismo interesado en encontrarse con la verdadera cultura de la identidad nacional cubana.

Para amenizar esta gran fiesta de febrero se han programado las más reclamadas agrupaciones: Los Van Van, Isac Delgado, Pupy y los que son son, El Ñino y la verdad, El Noro y Primera Clase, Giraldo Piloto y Klimax, Elito Revé, Bamboleo, Maikel Blanco. Las agrupaciones que no han sido programadas no se encuentran en esa fecha en Cuba.

No faltará la Comparsa Carnavaleando, La Comparsa de la FEU y Villa San Cristóbal, clases de baile, presentaciones de DJ, carnaval infantil, venta de productos ARTEX. La dirección artística es del especialista Efraín Sabás.

Es muy acertada esta iniciativa, este nuevo proyecto para el arte popular, hace ya 27 años comenzó el boom de la salsa cubana, en una Gira por los Barrios de La Habana de NG La Banda. Ese boom generó la más espectacular revolución musical del fin de siglo en toda América.

Aquel boom de la salsa formó decenas de agrupaciones, muchas de ellas femeninas, disqueras nuevas, Record Guinness, Team Cuba, giras internacionales. Fue un movimiento musical que nació en el momento en que despegaba el turismo cubano. Una etapa difícil, pero enfrentada por músicos muy capaces, bien emprendedores que se propusieron dejar una huella intensa para la historia de la música cubana.

Este lugar del Parque de Almendares debe recibir una difusión bien intensa debido a que el espacio dejó de tener el protagonismo que antes tuvo. No se debe emplear una inversión en la producción musical y artística sin estar seguro de su aprovechamiento popular y masivo.  

 

La principal diversión del cubano fue siempre el baile. De esta podía disfrutarse, tanto en los espacios públicos, como en los privados. Desde mediados del siglo XX se reunían en liceos, más tarde lo hicieron en los casinos, en las sociedades regionales españolas y en las de morenos y pardos. Con frecuencia se organizaban bailes de sociedad en los principales teatros.

María del Carmen Barcia