Serie UNO en su segunda temporada

Serie UNO en su segunda temporada

Etiquetas: 
Audiovisuales, series televisivas, televisión cubana
  • Esta es la Segunda temporada de Unidad Nacional Operativa, UNO.
    Esta es la Segunda temporada de Unidad Nacional Operativa, UNO.

Roly Peña anda eufórico, bueno es su estado natural, lo he visto molesto pero nunca triste. Ahora tiene buenos motivos para su alegría, especialmente porque desde este miércoles está en los televisores cubanos la Segunda temporada de Unidad Nacional Operativa, UNO, que en realización es superior a la anterior, por lo menos a partir de lo que he visto gracias a la gentileza de su máximo responsable.

A las 8 y 30 de la noche saldrá al aire el caso Maleta en su primera parte y le seguirá en quince días, Ruleta rusa. Para entonces el programa habrá tomado las calles, digo, eso pienso, aunque el camino que sigue con los públicos el audiovisual (y cualquier obra de arte) es impredecible.

Roly y Miguel Sosa, co-director en esta oportunidad, están metidos de lleno en terminar la edición de los ocho capítulos del verano y preparar igual cantidad para la época estival. Junto a ellos trabaja necesariamente Rafael García en la edición. La creación de la música original fue de Juan Antonio Leyva y Magda Rosa Galbán, con el diseño sonoro de Alejandro Padrón, la fotografía impecable de Oscar Feria y la producción general de Tony Angulo, entre otros vitales técnicos y artistas para formar un equipo que se someta a otro proceso de gestación en busca de un hermoso ejemplar audiovisual.

Entre los actores y actrices repite Tamara Morales, con un look más apropiado y una manera convincente de llevar su personaje de Silvia, jefa del grupo operativo. Carlos Luis González, Alex, más maduro y atractivo, ofrece el oficial policiaco que todos queremos ver: duro con los delincuentes, arriesgado, irónico en los interrogatorios, zalamero con sus compañeras, en fin, un policía cubano (no inglés) que lleva su profesión con agrado y no intenta ofrecer lecciones con cada parlamento; Yuni Bolaños, Vania es la imagen femenina en lo operativo y lo hace con toda la coquetería propia de una guantanamera, habanera o de otra zona de nuestro país, y a Tomás Caos, lo sustituyó Alain Aranda (Mandy) que “compite” todo el tiempo con Alex (Carlos Luis) y se mantiene Keny Cobo, Maité, como la otra muchacha metida en desenredar líos.

En cada capítulo aparecen actores y actrices con personajes que forman parte de las historias que cuentan Eduardo Vázquez, Amílcar Zaletti y otros guionistas que han propiciado enredos judiciales con originalidad y verosimilitud (lo más importante de una trama de ficción).

Este género tan vilipendiado en algunos sectores de opinión, es uno de los más idóneos para mostrar de formas adecuadas casos de corrupción, violencia e incluso asesinatos que suceden en nuestro país, en el que pueden existir personas de diferentes actitudes sociales.

Claro si no hay un buen guión, excelente fotografía, ideal música y actuaciones que hagan creíbles a sus personajes, UNO no sería la serie que es. Roly y Miguel lograron sacar a actores y actrices lo que exigía cada parlamento; esa es una piedra angular que tiene otras como el concepto de puesta de escena, escenografía y en fin, todos los elementos que forman un producto audiovisual disfrutable.

Espero que UNO no sea sólo este, sino que haya otro Uno 3, Uno 4, Uno 5, ah, siempre que el equipo siga produciendo programas de altos valores éticos y estéticos, como los que en un alto por ciento realiza RTV Comercial.

Tomado del Portal de la Televisión