Sonia Braga: “El Gran Premio del cine es el trabajo”

Sonia Braga: “El Gran Premio del cine es el trabajo”

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, cine internacional
  • Sonia Braga se destaca en el 38 Festival con el filme Aquarius.
    Sonia Braga se destaca en el 38 Festival con el filme Aquarius.

Erigida en todo un mito del cine brasileño por su glamour y sus memorables actuaciones en filmes como Doña Flor y sus dos maridos o El beso de la mujer araña, Sonia Braga ha estado entre los participantes del 38 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Vino acompañando su más reciente película: Aquarius, de Kleber Mendoça; con la cual ya obtuvo hace unos días el Premio Fénix del Cine Iberoamericano, el de la Asociación de Críticos de San Diego y el del Festival de Biarritz, América Latina; perfilándose también como una de las más fuertes aspirantes al Oscar de 2017 y al Coral de actuación femenina (al momento de la entrevista).

Ya en las postrimerías del Festival, la abordamos en una de las salas del Hotel Nacional de Cuba, donde respondía con especial sencillez y simpatía a todos cuantos se le acercaban solicitándole una foto.

¿Qué le ha parecido el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano?

Divino. ¿Puedo confesar una cosa? Poquísimo vi del Festival. Perdónenme todos los que están aquí con sus películas, pero es mi primera vez en La Habana, en Cuba.

Necesitaba andar por las calles para primero conocer a la gente de aquí. Conocí a muchas personas. Me paré para conversar y para sacar fotos de ellos, de los carros, de las playas... ¿Cómo digo? El cine es maravilloso, pero la vida…

Veo que la gente está aquí trabajando y yo vine para conocerlos. Es la verdad, y me siento muy honrada.

Internacionalmente, Aquarius es una película que ha tenido muy buena acogida, al igual que su actuación.

Aquarius no es una película. Aquarius es como yo: estamos conectadas con la vida.

El equipo ha querido hacerla como la vida. No hay actores, nosotros no actuamos. Eso era muy importante para el director. Que nadie que estuviera al frente de la cámara actuase, sino que viviera”.

Usted estuvo en las presentaciones de la película en La Habana. ¿Qué le pareció la respuesta del público?

Estuve en dos presentaciones. El día de la del Chaplin llovió fortísimo. Tuve que cubrirme con un plástico. Yo sufría porque mi pelo había quedado tan lindo…

No obstante, fueron muchas personas. Pero el cine no estaba completamente lleno. No todo el mundo sabe nadar aquí… (risas).

¿Cómo recibiría usted un Premio del Festival de La Habana?

“Mira, te voy a responder como gente, como actriz, como ciudadana, como todo lo que soy. No solo para un actor, sino también para un maquillista, para un fotógrafo, para todos los que estamos en el Festival, el Gran Premio del cine es el trabajo.

Ahí estamos con la gente, haciendo algo que es muy importante para todos nosotros. Ese es el premio.El resto de lo que ocurre aquí es conocernos. El Festival es una gran celebración del cine latino.

¿Después de este primer viaje, regresará nuevamente a La Habana?

“Pues, sí. Ahora iré a Brasil para Año Nuevo y después a Uruguay a un Festival muy lindo, en el que la pantalla está en el exterior. Nunca he ido a uno como ese y pido que no llueva. Bueno, llevaré conmigo el plástico que usé aquí…(risas).

Después tengo el Sundance. Es que Aquarius sigue y mientras viva debemos continuar juntos. Es importante porque no hablamos solamente de la película. Hablamos del pueblo de Brasil, de todo lo que está pasando. Desde Cannes estamos hablando de eso.

Mientras la película esté viva, mientras Brasil esté pasando por este momento tan difícil, es bonito que nosotros nos expresemos sobre eso. Es una lástima que no pueda viajar todo el equipo junto, pero intercambiamos por Internet.

Pero un día regresará a La Habana…

“¡Eso sí! ¡Eso quiero yo! Seguro que voy a volver. Eso es seguro. Hay muchos lugares a los que alguna vez fui y debo regresar. Pero, aquí, seguro que voy a volver.