Su Presencia en la Casa del Alba

Su Presencia en la Casa del Alba

Etiquetas: 
Casa de alba
  • La exposición Presencia en la Casa del Alba. Foto del autor
    La exposición Presencia en la Casa del Alba. Foto del autor

Entre lo más entrañable de la iconografía de la Revolución Cubana, resaltan por su peso simbólico, las imágenes de Comandante Ernesto Che Guevara. Máxime, si se consiguen interconectar con el hoy y desde los códigos del arte, como en la exposición colectiva Presencia que, con motivo del 50 aniversario de su partida física y también como parte de la Jornada por la Cultura Cubana, ocupa en estos días la galería de la segunda planta de la Casa del Alba.

El tributo expositivo, organizado y curado por el documentalista Roberto Chile y artista plástico Kamyl Bullaudy, se conforma por un total de 23 piezasde 22 artistas, entre fotografías, pinturas e instalaciones.

La misma resulta un diálogo enriquecedor entre lo representativo/documental y lo expresivo/conceptual. Con un efecto amplificado no solo por el coro, entre las piezas que en toda exposición colectiva se produce, sino por la réplica y contrarréplica entrelo vivenciado y lo referido—al participar artistas de diferentes generaciones— y entre obras “paridas” de una larga reflexión sobre el Héroe y su legado y otras piezas eventuales, “por encargo”.Relacionamientos todos,contrastados por la real estatura del Che, de mito y hueso, y su asentamiento selectivo en el imaginario de los espectadores.  

El líder revolucionario como lo vieron o captaron Perfecto Romero, Raúl Corrales, Roberto Salas, Liborio Noval, Alberto Korda yOsvaldo Salas, que deviene un Che como nos quisieronlegar, queposa su mano paternal sobre el hombro del Che que interpretan los más nuevos creadores. Siempre bajo la misma pregunta: ¿Seremos como el Che?

Por ello, de todas las piezas destaco las que superan la simple representación y provocan la reflexión como el cuadro interactivo Yo soy el Che de Roberto Chile, un espejo con la famosa silueta del Che de Korda, que nos deja reflejarnos junto a su exigente huella, y el “zoom” fotográfico de Eunice Blanco con el título ¿Serán como él? Resulta, a lo menos provocativa, el “collage”de Diana Balbosa, titulado Los héroes se usan o se olvidan, un mapa o croquis con predominio de un “antiguerrillero” rosado, armado como al descuido por textos, dibujos y monedas en CUC o en CUP. Arián García propone el arte objeto Simbolo&Mercado, constituido por tres sellos con la bandera, el Che y el manido I Love Cuba.

Se incluye, las conocidas obras En todo el tiempo de Ernesto García Peña y El vuelo de las estrellas de Enrique Ávila.

Siento reiterativo el uso de la silueta del Che de Korda y extraño obras que persigan traernos su presencia más intimista, humanista, solidaria, critica y antidogmática. 

Asistieron a su apertura el viceministro de Cultura Fernando Rojas y la presidenta del Consejo Nacional de las Artes Plásticas Teresa Domínguez; así como María Luisa Calle y Juan Ramón Quintana, embajadores de Ecuador y Bolivia en Cuba, respectivamente.

Presencia estuvo disponible durante todo el mes de octubre.