"Te hubiéramos traído de las olas"...

"Te hubiéramos traído de las olas"...

Etiquetas: 
Nicolás Guillén, Poeta, Productora Octavio Cortázar
  • Un documental para acercarse a la vida del Poeta Nacional de Cuba.
    Un documental para acercarse a la vida del Poeta Nacional de Cuba.

«Si no hubieras existido, te hubiéramos inventado […] Te hubiéramos traído de las olas […]». Ese fragmento de Elegía a Nicolás Guillén, del poeta, escritor y etnólogo Miguel Barnet Lanza, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, devino el contexto poético idóneo para presentar el documental Nombre común: Nicolás, del realizador Ernesto Boch Ramírez, transmitido —en horario estelar— por el Canal Cubavisión de la Televisión Nacional, en homenaje al cumpleaños 55 de nuestra institución.

Dicho audiovisual, con 45 minutos de duración, y basado —fundamentalmente— en imágenes de archivo, así como en los valiosos testimonios aportados por personalidades relevantes de la cultura cubana y de mucho más allá de nuestras fronteras geográficas, muestra no solo la vasta producción intelectual y espiritual del Poeta Nacional Nicolás Guillén (1902-1989), presidente fundador de la UNEAC, sino también la prédica que llevara a cabo a favor de la justicia y la igualdad.

El doctor Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de las Américas y Premio Nacional de Literatura; el escritor Abel Prieto Jiménez, titular de Cultura; el poeta, escritor e investigador Rolando López del Amo; el doctor Roberto Méndez Martínez, Premio Nacional de la Crítica; la poetisa y escritora Nancy Morejón, Premio Nacional de Literatura; la escritora, crítica y periodista Aitana Alberti, así como los doctores Nicolás Hernández Guillén, presidente de la Fundación Nicolás Guillén, y Orlando Hernández Guillén, describieron —desde sus respectivos puntos de vista— los rasgos esenciales en que se estructurara la carismática personalidad del creador de lo que el también escritor, ensayista y periodista camagüeyano denominara Color Cubano. E incursionaron —desde una óptica eminentemente crítica— en la prolífica obra poético-literaria, ensayística y periodística de quien es, para Cuba, el equivalente de Pablo Neruda (1904-1973), para la República de Chile.

Por otra parte, los entrevistados destacaron la combativa participación del vate agramontino —a través de la militancia activa en el Partido Socialista Popular (PSP), la poesía y la prensa revolucionarias— en la lucha frontal contra las dictaduras de los generales Gerardo Machado y Morales (1871-1939) y Fulgencio Batista y Zaldívar (1901-1973). Tanto fue así, que durante el gobierno de facto de Batista, Guillén tuvo que exiliarse en Buenos Aires, Argentina, donde lo sorprendió el triunfo de las armas rebeldes el 1 de enero de 1959.

De inmediato regresó a la patria para ponerse a disposición de la Revolución triunfante, encabezada por el Comandante Fidel Castro Ruz, quien —entre otras importantes tareas— le asignara la creación de la organización cultural que, con posterioridad, sería el germen de la UNEAC, fundada en 1961, año en que el líder de la Revolución pronunciara el discurso Palabras a los intelectuales, en el teatro de la Biblioteca Nacional José Martí.

Durante el audiovisual se escucharon, en la inconfundible voz del Poeta Nacional, fragmentos de los antológicos poemarios Motivos de son, Sóngoro cosongo, Elegía a Jesús Menéndez, cuyos versos se le escaparon del alma, porque era amigo personal del General de las Cañas, y Che Comandante, amigo, escrito a raíz del brutal asesinato del Guerrillero Heroico, en la selva boliviana.

La creación poético-literaria de Nicolás Guillén refleja los problemas políticos, sociales y humanos (incluida la discriminación racial), que azotaran a la Cuba Republicana, que no obstante las sombras que sobre ella se cernían, también irradiaba luces que la historia no debe ignorar u ocultar, ya que, según el doctor Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana, «la Historia de Cuba [de la etapa pre-colombina hasta hoy] hay que amarla y enseñarla como es […], no como quisiéramos que fuera […], ni siquiera como debiera ser».

Por último, felicitar al realizador Ernesto Boch Ramírez por obsequiarle a la teleaudiencia nacional el documental Nombre común: Nicolás, así como a la Productora Octavio Cortázar de la UNEAC por hacer realidad esa joya del audiovisual cubano contemporáneo, en homenaje al aniversario 55 de la fundación de la UNEAC.