Un reconocimiento a la impronta de Fidel desde el imaginario sociocultural cubano

Un reconocimiento a la impronta de Fidel desde el imaginario sociocultural cubano

Como parte de las actividades para recordar al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el cuarto aniversario de su partida física, fue presentado en el Memorial José Martí Audacia Cultural. Fidel imaginarios, compilación realizada por la historiadora, investigadora, profesora universitaria y filóloga Ana Cairo Ballester (1949-2019), cuya publicación estuvo a cargo de la Editorial de Ciencias Sociales, que junto a la Editorial Científico Técnica conforman el Sello Editorial Nuevo Milenio; así como también la exposición «El rostro de la historia», del fotógrafo Alex Castro.

El volumen está dividido en dos tomos y constituye una selección  de textos e imágenes asociadas a ocho generaciones de intelectuales cubanos en diversos géneros literarios y artísticos que se inspiran en la figura del máximo líder de la Revolución Cubana y que , según lo expresado en la nota de contracubierta «confluyen para entender la audacia cultural y praxis» de quien  «nos mostró sus valores como: orador, su valentía, carácter firme, sus ideas como estratega militar y su carisma como guía de numerosas generaciones de cubanos».

La información agrupada en Audacia Cultural… está dividida en seis partes: «Documentos y recuerdos»; «Valoraciones»; «Poemas»; «Canciones»; «Cronología (1926-mazo 2017)» y «Galería». De ellas las dos primeras conforman el primer tomo y entre las figuras que a lo largo de sus páginas aportan su visión sobre Fidel aparecen Cintio Vitier, Carlos Puebla, Jorge Mañach y Miguel Barnet.

La presentación del texto estuvo a cargo del crítico teatral, editor y ensayista Omar Valiño, que agradeció al Instituto Cubano del Libro y el sello editorial Nuevo Milenio el haber asumido la posibilidad de dar a conocer al público una labor que también constituye un reconocimiento al quehacer de Ana Cairo como profesional admirable y a la que todos los que la conocieron mostraron respeto por su constancia en el estudio de los diferentes temas que abordó a lo largo de su desempeño en las ciencias sociales cubanas. Con relación a este libro, que de cierta forma puede ser considerado el colofón del trabajo realizado por esta investigadora en lo que se refiere al estudio de la trayectoria e impronta de figuras notorias en la historia del pensamiento político cubano –Julio Antonio Mella y Rubén Martínez Villena, entre otros— Valiño manifestó que a través de un amplísimo número de textos, que no son una mera recolección de documentos, imágenes y enunciados, el lector tiene la posibilidad de testimoniar desde un cauce ancho y venturoso una dimensión que nos acerca a Fidel desde una dimensión que lo muestra, mediante “una sólida presentación de su interpretación  culturológica de Cuba” su integración al sistema de relaciones de dicho entramado, de ahí que a través de la lectura e interpretación del contenido de estos dos volúmenes se puede comprender la solidez de un pensamiento y praxis que constituye la esencia de un sentido de cubanía constantemente incomprendido por los enemigos del proyecto social y cultural cubano.

De tal modo, las personas que se acerquen al contenido presentado en Audacia Cultural… podrán descubrir, a través de un copioso abanico de fuentes –artículos, ensayos, cartas, fotografías, caricaturas, dibujos, carteles y cuadros- nacidos bajo tiempos y circunstancias diversas, los materiales que conformaron la personalidad de Fidel Castro Ruz como dirigente político y ser humano; y facilitan una comprensión pluridimensional de la hazaña cultural del pueblo cubano y el máximo líder de la Revolución a lo largo del siglo XX y las dos primeras décadas del XXI, así como también la lectura y comprensión para poder ubicar a los autores de las obras recopiladas en diferentes momentos de la Historia de Cuba.

Posterior a la presentación del libro, fue inaugurada en una de las salas transitorias del recinto la exposición «El rostro de la historia» del fotógrafo Alex Castro, que a través de casi una veintena de imágenes logra mostrarnos la grandeza de Fidel desde una temática donde predominan los retratos del líder, en una dimensión más cercana a la intimidad del sujeto que se nos presenta; y un contexto que básicamente lo (nos) ubica durante sus últimos diez años de existencia física, pero en el que los espectadores pueden apreciar la constancia y fuerza de voluntad desarrolladas por Fidel a lo largo de su trayectoria vital, cualidades que indudablemente lo acompañaron hasta los últimos momentos de su vida.

Finalmente, como un complemento de esta muestra los visitantes pudieron apreciar una selección de fragmentos donde se mostraban imágenes de Fidel en diferentes momentos de su trayectoria como líder de la Revolución cubana, resultado del magistral desempeño del camarógrafo Roberto Chile y que, a no dudarlo, contribuyeron a tejer con maestría esta singular combinación entre letra impresa, imagen fotográfica y audiovisual militante.