UNEAC en Cienfuegos rinde homenaje a Felito Molina en su centenario

UNEAC en Cienfuegos rinde homenaje a Felito Molina en su centenario

El legendario músico cienfueguero Felito Molina es objeto de un programa de homenajes por parte del Comité Provincial de la UNEAC en Cienfuegos, organización a la cual el artista perteneciera desde su creación en el territorio en 1987, hasta el deceso de este, veinte años más tarde.

Orlando García Martínez, presidente de la UNEAC en Cienfuegos, manifestó a nuestro portal que las acciones tuvieron inicio, a través de un intercambio cultural, en la casa del cantautor Lázaro García, con la presencia de distintos creadores de esta localidad.

Los agasajos continuarán mediante presentaciones musicales, charlas y, se pretende, si las condiciones epidemiológicas lo permiten, realizar una gala por el centenario, que se cumplirá el próximo 15 de diciembre.

El propio presidente de la UNEAC en Cienfuegos recordó que Félix Eusebio Molina Marín (Felito), es uno de esos excepcionales músicos que merecen el homenaje permanente de los cienfuegueros por sus aportes a la cultura cubana.

En los años cincuenta del siglo XX laboró como cantante y arreglista de la Orquesta Loyola. Simultáneamente acompañaba con la guitarra a diversos solistas y al Dúo Hermanas Morejón.

Durante los convulsos tiempos de la tiranía colaboró con los luchadores clandestinos de diversas organizaciones revolucionarias.

En 1959, Felito Molina, considerado un virtuoso de la guitarra y un buen arreglista, funda la Orquesta Revelación de Cienfuegos, en la cual actuaba como bajista y director.

Para 1968 Molina ingresa como bajista en la Orquesta de Barbarito Diez. Con dicho músico viaja a numerosos países. Doce años adelante regresaría a Cienfuegos para acogerse a la jubilación.

Músico comprometido con el proyecto revolucionario cubano, él responde a la propuesta institucional de asumir la dirección del Conjunto de Sones Los Naranjos debido al fallecimiento de su director Gumersindo Soriano. Nuevamente su brillante ejecutoria como bajista y director influye en el éxito alcanzado por el septeto de música tradicional dentro y fuera de Cuba. En 1987 está entre los fundadores de la UNEAC en Cienfuegos. Pasado el tiempo recibe el Premio Jagua y otros reconocimientos.

A lo largo de su vida Felito Molina compuso canciones que constituyen parte del patrimonio musical del país como: Luna Sureña y Déjate de chismes Caridad, grabada en la disquera Puchito con la Orquesta Loyola;  Eso no lo aguanto yo y Cuando tu bajas la mirada, incluida en disco de la Orquesta Aragón por la  RCA Víctor; Nuestra oportunidad, grabado tanto por Julio Valdés en la disquera Vertel, como por Kino Moran y Argelia Fragoso en la EGREM; Mi cariño, ven,  vocalizada por Manolo del Vallle y llevada al acetato por la propia EGREM.

Con esta misma disquera cubana fueron grabadas sus obras Déjame vivir en paz, por la Orquesta Maravillas de Florida y Deja que siga la corriente, con la Armonía de Carlos. Otras composiciones suyas de gran difusión fueron Este amor en ChaChaCha; Mambo sensacional; Como gota de rocío  y La candela soy yo.

Añadió el presidente de la UNEAC en Cienfuegos que el magisterio de Felito Molina influyó en la formación de los músicos Rafael Bacallao, cantante de la Orquesta Aragón; Orlando Beltrán, José Hernández y Fernando Cabrera, flautista, cantante y director respectivamente de la Orquesta Maravillas de Florida;  el pianista Alberto Abal y el violinista Lázaro Sánchez, de la orquesta Estrellas Cubana; José Antonio Moya, el violinista de la Orquesta Pancho el Bravo; Pastor Quesada, violinista, Orquesta Aliamén; José Loyola, flautista y musicólogo; Tomas Calderón; Waldo Domínguez; Guillermo Fragoso; Lázaro García Gil; Alberto Soria; Argelia Fragosos, Iván García Baute y otros. Labor que sostuvo después de su jubilación definitiva en Los Naranjos.

Subrayó García Martínez que el agasajado, además, fue un músico de humildad proverbial, sólidos principios éticos y firmes ideales revolucionarios, cuyo ejemplo marca los derroteros de la creación artística en Cienfuegos.