Zona Sagrada en Collage Habana

Zona Sagrada en Collage Habana

  • Obras de Zona Sagrada. Fotos del autor
    Obras de Zona Sagrada. Fotos del autor
  • En el segundo piso de la Galería Collage Habana el artistas nos muestra piezas por venir. Fotos del autor
    En el segundo piso de la Galería Collage Habana el artistas nos muestra piezas por venir. Fotos del autor

Zona Sagrada es el título de la exposición personal de joven artista Luis Enrique Milán Boza, que ocupa por estos días los dos pisos de la Galería Collage Habana.

Inaugurada en la tarde del 1ro de marzo y curada por el crítico de arte Maikel José Rodríguez Calviño, se conforma por obras tridimensionales y bidimensionales, de mediano formato.

La instalación escultórica tiene el protagónico de la muestra; la mayoría de la Serie “Tarde para no creérselo”. Suficientes para aquilatar la valía de este joven escultor. Con una factura exquisita, que remite a la clásica escultura grecolatina, pero con evidente postura conceptual. El suyo es un arte que provoca y que complace, a la retina y al intelecto.

El gesto y el discurso de Luis Enrique va más allá de una postura iconoclasta. Es también una representación de actitudes y comportamientos de la contemporaneidad (fanatismo religioso, fetichismo, agnosticismo, pérdida de fe…) en relación a lo sagrado, lo mitológico y lo icónico. A lo venerado por las religiones, las culturas, pero extensible a toda institución de poder que define los objetos e imágenes con significados intocables.

Como es, además, una especie de denuncia a su mercantilización, a su desacralización por la reproducción infinita con fines comerciales. El acto de sustituir los pedestales por cajas, como embalajes, apunta en tal sentido.

La mayoría de las esculturas son construidas bajo una misma operatoria, la multiplicación, en progresión matemática, de un detalle de estos símbolos, lo que lo hace sagrado, reliquia, lo distingue.

En la planta alta, el artista nos comparte piezas por venir, son bocetos con valor propio, como   pinturas y dibujos. Los acompaña la instalación “Lección perdida”, con evidente diferenciación con las de abajo, en lo formal y en el gesto.

Esta, la primera exposición personal del artista avileño. Se deriva del Primer Premio obtenido en la Cuarta edición de Post-it, evento nacional dedicado al Arte Contemporáneo y  producido por creadores menores de treinta y cinco años.“Tarde para no creérselo”, fue distinguida por “la originalidad y calidad formal de las piezas escultóricas, que manifiestan valores artísticos por sí mismas y en un sentido de relación conceptual de carácter instalativo”.

La muestra podrá disfrutarse hasta el 1ro de abril en esta Galería, localizada en el centrohabanero Boulevard de San Rafael.