Alas por la Vida: apoyo, grandeza y humanidad

Alas por la Vida: apoyo, grandeza y humanidad

  • El profesor doctor Alexis Cantero Ronquillo, cirujano general y mastólogo, al frente del proyecto. Foto tomada de Infomed
    El profesor doctor Alexis Cantero Ronquillo, cirujano general y mastólogo, al frente del proyecto. Foto tomada de Infomed

 

"El Grupo de Apoyo a Pacientes Mastectomizadas (GAPM), que este año cumple quince años de creado, es un proyecto que surge como iniciativa y propuesta del colectivo de profesionales del Hospital Universitario Comandante Manuel Piti Fajardo, vinculado a su Grupo de Mastología, con la aspiración fundamental de neutralizar y mitigar las secuelas indeseables de una enfermedad crónica como es el cáncer de mama".

Así expresó el profesor doctor Alexis Cantero Ronquillo, cirujano general y mastólogo, en entrevista especial a este Sitio Web, al referirse a uno de los proyectos más sobresalientes llevados a cabo por especialistas y profesionales de nuestro Sistema Nacional de Salud: Alas por la Vida, reconocido, además, porque una buena dosis de su éxito es debida (sin lugar a dudas) a la inteligencia, dedicación y altruismo de este profesional, su principal inspirador.

“Al llegar a conocer acerca de las incidencias del cáncer de mama como principal flagelo de la mujer contemporánea, decidí en 1990 integrar el Grupo de Especialistas en Mastología perteneciente al capitalino Hospital Comandante Manuel Piti Fajardo y, años después, crear el Grupo de Apoyo a las operadas de esta dolencia”, afirmó para acotar seguidamente que “como médico, siempre me acompañó la idea de crear un tipo de terapia que tuviese como filosofía dirigida a la mujer el apoyo de sí misma y hacia sí misma.

"Producto del tiempo transcurrido pienso que el impacto de este proyecto --surgido el ocho de marzo del 2003 y que ya cuenta a nivel nacional con más de mil 500 mujeres asociadas a él y a 22 grupos de auto ayuda--, ha sido significativo, pues con él se ha enfatizado y se continuarán haciendo en la elevación de la autoestima de cada mujer que presenta dicha enfermedad crónica, al  proponerse mejorar su calidad de vida y reducir el stress".

En relación con los éxitos de Alas...durante estos cinco lustros destacó que, este mes de abril, "recibimos el Sello Aniversario 60 de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU), cancelamos un sello postal con motivo del Día Mundial de Lucha contra el cáncer de mama y pienso también que el grupo ha servido de inspiración para la celebración de ese día (octubre) en Cuba —algo que anteriormente no ocurría—, agradecemos, además, la existencia de un spot televisivo relacionado con este proyecto, al igual que la celebración de una marcha de todas las pacientes en todo el país...Y es que la situación de la mujer cubana con cáncer de mama ha logrado prender en nuestros medios de difusión. Diría que todo esto constituye un movimiento importantísimo con vista a elevar la conciencia y el conocimiento acerca de esta enfermedad". 

En otra parte de su diálogo el entrevistado no quiso dejar de mencionar el apoyo obtenido por parte de algunas instituciones nacionales y extranjeras —esta última, la fundación holandesa Prótesis para Alas por la Vida, la que anualmente realiza envíos de entre dos mil y tres mil prótesis, pelucas, trusas, ajustadores...—, al igual que de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU), el Fondo de Población de las Naciones Unidas, el Museo del Ron Havana Club, la Sociedad Cubana de Cirugía, el Centro de Elaboración de los Alimentos, la Sociedad Yoruba, el Museo Nacional de Bellas Artes y de diversas instancias del Ministerio de Salud  Pública (MINSAP), entre otras. Igualmente, de personalidades del mundo científico y cultural y, de manera especial, de la prensa cubana en general la que ha contribuido año tras año en la divulgación de dicho proyecto.

Consideró a continuación que lo más importante como objetivo fundamental de este proyecto comunitario radica en su sentir humano, generalizado a todo lo largo y ancho del país. "Muchas mujeres ya creen y confían en él, lo apoyan, y están incorporadas. Y es que muchas de las mujeres que llevan un tiempo en él apoyan a las que vienen de nuevo ingreso. Incluso, y esto vale la pena resaltarlo: algunas, antes de incorporarse a Alas...piensan que van a encontrar en él a un grupo de mujeres tristes, desoladas, sin deseo alguno de continuar viviendo y, sin embargo, se encuentran con un grupo de mujeres alegres, seguras de sí mismas y con muchas aspiraciones aún y, por supuesto, deseos de continuar viviendo y ayudando. Esto es lo más importante de este trabajo".

Subrayó seguidamente que "este es un proyecto de nuevo tipo, cuyo trabajo por su nivel de trascendencia, puede considerarse como ejemplo de proyecto cultural comunitario, teniendo en cuenta sus características y enseñanzas en bien de la comunidad femenina de todo el país. A él están integradas pacientes operadas, familiares, profesionales, técnicos de la salud y todas aquellas personas quienes, espontáneamente, estimulan y apoyan sus tareas. Quiero recalcar que Alas...no es una organización no gubernamental (ONG), como tampoco un grupo en que las mujeres se sienten continuamente desorientadas, con deseos de llorar o de sufrir producto de tal enfermedad. Es, es en suma, un proyecto comunitario para brindar apoyo e información científica y cultural, y que se empeña además en la realización de actividades culturales, recreativas y políticas. Al respecto nos sentimos muy orgullosos porque en estos momentos está a la vanguardia de numerosas actividades participativas que se llevan a cabo en toda la Isla".

Al respecto, cada dos meses, las pacientes se reúnen para recibir información referida a diversos aspectos o temas que parten desde la necesidad del autoexamen de mama; la sexualidad (tras intervención quirúrgica); el divorcio y sus incidencias; la dieta; la bioética en el enfermo oncológico; la Medicina alternativa; la importancia del deporte en la salud…hasta los conflictos de género. Estos encuentros también permiten los intercambios y recomendaciones entre pacientes y especialistas en Mastología de otros centros hospitalarios del país, al igual que de dirigentes pertenecientes a la FMC y trabajadoras sociales en general.
“Cualquier mujer que haya participado durante estos últimos años en nuestras reuniones va a modificar por completo su actitud ante la vida. Sus proyecciones serán otras su tiempo siempre lo estará ocupando en otras acciones, en lo esencial, culturales. De esta forma reflexionará acerca de la necesidad de seguir viviendo, pero con otra óptica: la de continuar siendo útil. Aprenderá, en suma, a tener una vida productiva, comunitaria y repleta de enseñanzas de todo tipo con vista al alcance su equilibrio bio-psico-social y, consecuentemente, el disfrute de una adecuada calidad de vida”, especificó finalmente  el también Presidente de la Sociedad de Mastología de Cuba.

Al doctor Alexis Cantero Ronquillo, como gestor del Proyecto Alas por la Vida nuestro eterno agradecimiento, al igual que a todas las instituciones, personalidades y mujeres cubanas en general que contribuyen a hacer de él ejemplo de apoyo, grandeza y humanidad de la Medicina cubana al mundo entero.