¿Qué vale más, la técnica, el concepto o el tema? La Bienal tiene la respuesta

¿Qué vale más, la técnica, el concepto o el tema? La Bienal tiene la respuesta

  • El salvadoreño Carlos Alfredo Ruiz Mora, conocido artísticamente como Ruz, uno de los miembros del jurado. Foto Pepe Cárdenas.
    El salvadoreño Carlos Alfredo Ruiz Mora, conocido artísticamente como Ruz, uno de los miembros del jurado. Foto Pepe Cárdenas.

Abundante el arribo de obras a la XXI Bienal Internacional de Humorismo Gráfico de San Antonio de los Baños: por primera vez en su historia se recibieron 1440 trabajos, gracias a la posibilidad de las nuevas tecnologías, buena parte de estos fueron enviados por email.
Nada fácil debió haber resultado para el jurado, de experiencia y prestigio internacional, seleccionar las 299 obras finalistas, desde la mirada particular de cada uno de ellos y su experiencia como dibujantes y caricaturistas.
El salvadoreño Carlos Alfredo Ruiz Mora, conocido artísticamente como Ruz, fue uno esos miembros. Es graduado del Centro Nacional de Artes del hermano país, además de periodista. Sus caricaturas han aparecido en La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy. Ha participado en varios eventos internacionales.
Sobre el trabajo asumido por este jurado políglota y multifacético, converso con él en medio de las festividades de este encuentro del humor gráfico, el día inaugural en el Parque del Humor.
-¿Cómo fue el proceso de selección de tan profusos trabajos, que primó en esté?
La experiencia fue bien interesante, un poco curiosa y chistosa al mismo tiempo, porque el jurado calificador éramos personas de diferentes países e idiomas diversos, fue un poco complicado. Tenían que estar los traductores para ubicarnos en cuanto al tiempo, el espacio y qué decisión tomar. Estábamos decidiendo qué persona iba a tomar un premio y no otra.
Al final se llegó a un consenso, fuimos bastante democráticos en el sentido de que estábamos seguros de la persona que merecía determinado lugar, todos nos poníamos de acuerdo. En ningún momento se hizo una selección particular.
Había obras muy buenas que tenían un concepto muy internacional y eso es importante. A veces los conceptos son locales, dependiendo de donde vive la gente. Pero en este caso casi la mayor parte de las obras seleccionadas tenían características comunes a nivel mundial.
-Es decir, una mirada a lo universal
Sí, para que se entendiera realmente el mensaje. Al final, todos los miembros del jurado la pasamos bien, fue algo difícil, pero aprendimos mucho cómo piensa la gente en diferentes ciudades y lugares del mundo.
Eso te da chance a tener una cantidad de ideas como humorista y caricaturista que, de otra manera, tal vez ni lo hubiésemos pensado. De esa forma aprendimos cómo otros ven la vida, la política. Al final de cuentas la experiencia fue muy importante y enriquecedora.
-De las modalidades gráficas a competir, ¿cuál fue la que más dificultad presentó para dictaminar los ganadores?
Fue la que obtuvo el gran premio, pero aún no te lo puedo decir. Había dos obras que eran totalmente diferentes, una era más sencilla que la otra, pero esa otra portaba un mensaje interesanteque tiene que ver con uno de los elementos más importantes en la tierra: el agua.
Al final no todos estábamos de acuerdo, pero hubo razonamiento y llegamos a una decisión, nadie se enclaustró en una sola idea. Estoy muy contento y satisfecho que haya sucedido así.
-De todas maneras, me gustaría que me dijese qué característica principal primó a la hora de premiar. Por ejemplo, la técnica, la composición, el equilibrio en la cartulina…
Mira, en realidad fue el concepto, es lo más importante, la técnica es secundaria. Si el concepto lo entiendes tú, lo entienden aquí o en China, es lo más valedero. La forma en que se trabajó no es lo principal. El jurado entendió así a las obras.
Otra de las cosas interesantes es que los temas de las obras nos atañen y afectan a todos. Cuando algo afecta en sentido global, debe prevalecer como una característica a tratar en el arte, sobre todo si se hace entender como concepto de una obra. El concepto es lo más importante para mí.
-¿Le resultó válido el tema Derechos con humanos para un evento como éste?
Sí, el gran premio otorgado tiene esas características. Resultó más fácil entenderlo desde ese eje temático de Derechos con humanos.
-Una última pregunta. ¿Cree usted que toda esta inmensa cantidad de trabajos presentados hayan mostrado la urgencia de la mejora de un mundo contemporáneo en su calidad social, humana y ecologista?
Bueno, sí. El trabajo de uno como caricaturista es eso. No es que va a resolver los problemas, pero los mensajes que se generan dentro de una caricatura, pueden de alguna manera mover a las personas, hacerlas reflexionar. Luego, entonces, creo que el trabajo que hacemos, en ese sentido, es importante para mover el pensamiento de las personas y que estas puedan decidir por ellas mismas.
-¿Considera logrados los objetivos trazados por el encuentro?
Sí, los objetivos se han logrado porque se han visto los derechos que tiene cada persona de este mundo.