Tyko Nava: “La música para mí es un incienso”

Tyko Nava: “La música para mí es un incienso”

  • Tyko Nava se presentó junto a Zule Guerra y Rolando Luna en el Festival Eyeife. Foto: Cortesía del entrevistado
    Tyko Nava se presentó junto a Zule Guerra y Rolando Luna en el Festival Eyeife. Foto: Cortesía del entrevistado

Cinco años representan poco tiempo en la vida profesional de un Dj y de cualquier artista, el inicio, la génesis de su carrera. Faltan años de experiencia, intercambios, discos, fama…pero cuando el talento se impone, los ciclos se acortan y llega el éxito. Así pudiera definirse la trayectoria del joven productor de música electrónica Héctor Navarro, “Tyko Nava” para los amigos y conocedores de su propuesta.

No solo ha incursionado en este giro artístico. También trabajó como fotógrafo y camarógrafo de la televisión en varias instituciones culturales. Ha sabido desdoblarse y llevar sus funciones con la frescura y la juventud que lo caracteriza.

En los días recientes compartió escenario con los cantantes Rolando Luna, Zule Guerra, Mari Paz y Glenda Navarrete en el Festival de Música Electrónica Eyeife, que aconteció hace solo unos días en la capital, ocasión donde se disfrutó de su performance, así como el de otros creadores, quienes fusionaron este género con las raíces afrocubanas.

¿Cuáles fueron tus inicios en la música electrónica?

Empezó como un hobby para pasar el rato, aunque siempre me gustó mezclar sonidos en la PC y crear desde cero. Luego se volvió algo serio cuando comencé a interactuar con otros músicos y aprender de ellos, porque soy totalmente empírico.La primera vez que toqué fue con dos muchachos de Matanzas en la Casa de la Música de Miramar, experiencia inolvidable: esa adrenalina de la primera vez es única. Quiero agradecerles a mis amigos, Mari Paz, Camila Sintes, Dj Wuon y Reitt; sin su colaboración el camino hubiera sido más escabroso.

Con el tiempo mi música ha ganado en intensidad y variedad de estilos al fusionar sonoridades y por su puesto…han aumentado las presentaciones y solicitudes de varios centros culturales de la capital comoFábrica de Arte, el Balneario Universitario, la Madriguera, la Tropical, Pabellón Cuba, el Café de Miramar, la Carpa Trompoloco, así como en varios bares de La Habana y en casi todos los lugares donde se baila música electrónica. Estas rutinas forman parte de mi modo de vida. 

¿Qué experimentas al estar frente a la máquina y crear?

Es la paleta donde dibujo, mi incienso, mi todo. A lo largo del día pienso, imagino ritmos en mi cabeza y al llegar a casa empieza la acción. Estoy horas frente a la máquina dándole vida a lo que concebí. Me relajo, aunque parezca raro. Ahorahago mucha música por encargo; se ha vuelto más serio y convertido en una forma de vivir y subsistir.

Al estar frente al disc-jockey (dispositivo donde se mezclan los ritmos) no existe nada más que la música y yo, la siento en las venas, en mi cuerpo, una sensación tremendael torrente de energía que corre en mí.

Trabajaste en la Asociación Hermanos Saíz provincial (la Madriguera) como productor. ¿Qué experiencias adquiriste en el centro?

Allí realizaba las sesiones de música electrónica junto a otros Djs. También tuve la posibilidad de ir a varios festivales nacionales, Verano en Jibacoa, Piña Colada, Pro Electrónica como miembro de la AHS. Recientemente viví una experiencia, muy satisfactoria, en el Festival de HaberHabana- Berlín en Alemania. Estuve en la mata, por así decirlo, de la electrónica.

Eyeife tiene como novedad fusionar la música electrónica con las raíces afrocubanas. ¿Te sumas a la lista de Djs que experimentarán?

Sí y voy a crear solo para el Festival.

¿Cómo valoras el estado de la música electrónica en Cuba?

Positivo. Ahora mismo goza de buena salud. La electrónica es más que 128 ppm (unidad para medir el ritmo de la música, equivale al número de pulsaciones por minuto), faltan disímiles aristas por explorar y enriquecernos. Por mi parte pretendo seguir innovando. Esto es solo el comienzo. Hay Tyko Nava para rato.