Yolanda Sierra: escribir y componer son dos de mis grandes pasiones

Yolanda Sierra: escribir y componer son dos de mis grandes pasiones

  • Yolanda Sierra Guerra (La Habana, 1948). Foto tomada de Radio Progreso
    Yolanda Sierra Guerra (La Habana, 1948). Foto tomada de Radio Progreso

Con esas sentidas palabras, se estableció el fluido diálogo con Yolanda Sierra Guerra (La Habana, 1948) acerca de su incursión en el mundo mágico de la literatura y del pentagrama sonoro insular.

Yoly Sierra (su nombre artístico) es miembro activo de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y se desempeña como guionista de espacios dramatizados en Radio Progreso, la Onda de la Alegría.

Sin más preámbulo, le cedo la palabra a mi interlocutora para que les narre a los lectores del Sitio Web de la UNEAC las aventuras y desventuras, alegrías y tristezas, triunfos y reveses, acaecidos en el ejercicio de las dos profesiones percibidas por ella como fuente nutricia de ética, energía positiva, humanismo y espiritualidad.

¿Cuáles fueron los factores motivacionales que la llevaron a escribir guiones para dramatizados y componer temas musicales en el campo de la radiodifusión?

Desde niña, escribía poemas y componía canciones para navidades, fiestas infantiles y actividades cívicas escolares. Así fueron —entre otros no menos importantes— mis primeros pininos en el arte.

En 1978, comencé en Radio Liberación (antigua CMQ-Radio), donde escribía poemas por encargo para espacios infantiles, musicalizados por los maestros Rey Montesinos, Miguel Patterson, Alfredo Pérez, Luis Costa Vlachova y Luis Charivechy, o viceversa. Por otra parte, me entregaban melodías para textualizarlas.

Al desaparecer Radio Liberación, me trasladé a Radio Arte (RA), donde desempeñé la función de asistente de programas y escribí Cajita de Música, Después que llegó Colón y Caso Cerrado, así como Hablando de Cuba, para Radio Taíno.

En la década de los ochenta del pasado siglo, llegué a la decana de las emisoras cubanas, donde empecé a escribir guiones para el estelar espacio matutino Por nuestros campos y ciudades, dedicado —fundamentalmente— a tratar temas puntuales relacionados con el proceso  salud-enfermedad, así como para La familia Pirulí, dirigido a los ‘pequeños príncipes’, y a componer temas musicales para programas dramatizados que salen al aire por las ondas nacionales de Radio Progreso y por audio real en Internet.

Del 2004 al 2007, laboré como actriz en la mayoría de las emisoras capitalinas, aunque durante un tiempo integré la agrupación teatral Juglaresca Habana. Sin embargo, continué escribiendo y creando composiciones musicales.

En 2009, salió mi primer CD Homenajes, que se presentó en el espacio Dedicado a… del Canal Educativo de la Televisión Cubana, en homenaje al Día de la Cultura Nacional. Ese CD incluye 12 temas que le rinden tributo a igual número de ilustres representantes de la culturan nacional, y fue distribuido por toda la red de emisoras del país.

En 2012, grabé el segundo CD La vuelta al mundo en un  pentagrama, que comprende 15 crónicas sonoras para agasajar a personalidades de la cultura universal. Ambos CD están a disposición de los amantes de la buena música, sin importar su procedencia u origen.

¿Cómo fue que usted, como compositora, se involucró en Empinando sueños; espacio que transmitiera la Emisora de la Familia Cubana?

Yo llegué, como compositora, a Empinando… porque en una conversación con el escritor Omar Dugués Álvarez, le propuse al autor escribir el tema de presentación (género guajira) de esa aventura radial.

Él aceptó con inmenso placer, ya que somos grandes amigos. Y, de inmediato, me di a la tarea de componerlo, lo cual generó en mí una gran satisfacción […] desde todo punto de vista.

El resultado está ahí. Los mejores críticos son los radioyentes insulares y los cibernautas que escucharon Empinando… por audio real en Internet. Ellos tienen la última palabra.

 De las muchas anécdotas, experiencias y vivencias que usted almacena en su memoria poética, ¿podría relatar alguna que le haya dejado una huella indeleble en la mente y en el alma?

Tengo centenares, pero hay una que conmovió los cimientos íntimos de mi ser espiritual.

Los mensajes por correo electrónico que me enviaron los cantautores Armando Manzanero (mexicano) y Joan Manuel Serrat (catalán), para agradecerme los temas musicales que compuse especialmente para ellos en el segundo CD, dedicado —como ya le expliqué— a personalidades de la cultura universal.

Ese noble gesto quedará archivado para siempre en mi memoria poética […] por los siglos de los siglos.

¿Algo más que desee agregar?

Ante todo, que los jóvenes escritores y compositores no se deben llevar por corrientes literarias o musicales en boga. Deben ser originales, creativos, y sus textos deben transmitir un mensaje claro y atractivo, pero vivificante. Ese es el único secreto.