A divertirse en el verano

A divertirse en el verano

  • Van a aprovecharse todas las instituciones (para eso están), para ofrecer el servicio a la población. Foto tomada de Internet
    Van a aprovecharse todas las instituciones (para eso están), para ofrecer el servicio a la población. Foto tomada de Internet

La noticia era esperada: el Presidente Miguel Díaz-Canel declaró la prioridad de los programas de la recreación sana en el verano, para elevar la calidad de vida del pueblo y a la cual se debe prestar cada vez mejores y más variadas opciones.
Van a aprovecharse todas las instituciones (para eso están), para ofrecer el servicio a la población. Pero, ahora se emprende el proyecto con carácter gubernamental, de prioridad del estado cubano.
La reunión estatal pidió generar espacios más atractivos de esparcimiento y recreación para las más diversas edades, uno de los grandes retos, en el que tenemos que cooperar todos. Tienen que estar comprometidos todos los organismos relacionados con la cultura, el deporte, las piscinas, playas y ríos los espacios bailables, los centros audiovisuales, Joven Club, salas de video audiovisuales.
Desde este sitio de la Uneac, constantemente hemos estado haciendo votos por un proyecto de la recreación para todo el año, más que para un verano. La alegría no para momentos, una vez al año hace daños, dice la frase.
Cuba, especialmente la capital está llena de espacios de recreación, muchos de ellos desaprovechados, otros olvidados, otros abandonados, algo in justificable. La recreación tiene que ir unido al trabajo, a la producción: Todo es un conjunto humano.
La Habana contaba con cientos de sociedades que, después pasaron al disfrute popular masivo, ¿dónde han ido a parar esas instalaciones? Existían diversas “academias y salones de baile”. ¿Qué se han hecho de ellas?
Muchas de esas instalaciones pertenecían a una burguesía que abandonó el país, fueron confiscadas para el disfrute popular, sin embargo, no le hemos dado el uso que merecen.
Este es el momento de rescatarlas con apoyo de todos, con esfuerzo propio, para divertirse, todos siempre tienen disposición. Ya lo dijo Díaz-Canel: “Hay que aprovechar todas las instituciones y espacios de la recreación del pueblo”.
Afortunadamente el Estado está haciendo un ingente esfuerzo por restaurar uno de los complejos de salones bailables más hermosos del mundo: Los Jardines de la Tropical, con salones, restaurantes, un espacio ecológico como se pide hoy día en el mundo. Los Jardines de la Tropical, seguramente pasaran a ser Patrimonio Nacional de la Cultura. Este era un espacio muy visitado por los turistas (los salones de baile son uno de los reflejos más vivos de un país). Cuando se inauguren estos gigantescos salones, esperamos un verdadero estudio para la explotación del turismo, para los cruceros. Este es un verdadero Edén que debemos mostrar al mundo entero.
El tema de las playas hay que planificar su transporte, su estancia, su logística. Hay mucha irritación por las indisciplinas en la playa, en el transporte público, en las imprudencias de los choferes. No olvidemos que hacia las playas del este viajan en fines de semana miles y miles de bañistas, especialmente de edad juvenil que hay que proteger mucho más. Nunca estaremos conformes con la pérdida de vidas en los accidentes que pueden evitarse.
Con beneplácito se ha recibido la noticia de convertir el Malecón en una especie de bulevard, desde la etapa de la periodista Soledad Cruz en el periódico Juventud Rebelde, de hablaba del aprovechamiento de esta zona neurálgica recreativa. De cualquier manera, ya es hora, de manera urgente colocar barreras en las áreas más concurridas del Malecón, sobre todo en la zona de 23, eso es elemental en todas las ciudades del mundo. Barreras y bien seguras, esas que nada puede traspasar, la vida de las personas, sobre todo de jóvenes, hay que protegerlas cueste lo que cueste. Prevenir es mejor que lamentar. También en esas zonas peligrosas, más que reducir la velocidad, hay que establecer PARE obligatorio, como los que existen en escuelas, mercados, etc.
Un proyecto de recreación de verano conlleva estudios de todo tipo, para poder sacer el mejor provecho de las instalaciones. En esta empresa debe acudirse a las diversas entidades, a todos los conocedores de la cultura y el arte.
En próximos espacios dedicaremos otras crónicas en defensa de la recreación cultural del pueblo.