Píntame un mundo naranja

Píntame un mundo naranja

  • Es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.
    Es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.
  • Es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.
    Es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.
  • Es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.
    Es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.

Únete, así se llama el proyecto que varios artistas cubanos como David Blanco y Rochy Ameneiro desarrollan a favor de la no violencia contra la mujer. Estos artífices han convocado diferentes actividades y conciertos. Parte de ello lo constituye la exposición en la Casa del Alba donde las féminas son quienes se adueñan de las estampas.

El color naranja domina el escenario, es la tonalidad que se utiliza para mostrarse en contra de la no violencia hacia la mujer, donde se ilustran rostros de varias féminas. Todas de edades diferentes, razas, color y altura, pero cada una de ellas refleja la profundidad de una mirada, de una sonrisa, hasta de una simple pose. La alegría y la espontaneidad del momento en que fueron captadas las imágenes, es algo que surge a simple vista, aun para el más entretenido de los observadores. La vida se torna más dulce cuando no hay violencia de por medio.

Cierto es que la sociedad patriarcal ha dominado por siglos y las damas han sido constantemente menospreciadas y subvaloradas, es tiempo de dejar el pasado detrás, si existe un futuro de mágicos amaneceres. Nuestra sociedad se proclama por la igualdad de género, el machismo ya no cobra relevancia en ningún escenario;pero resulta primordial que el tema se vuelva tópico de debate en los medios, que los artistas vuelquen su obra para sensibilizar corazones, hacer que la mente razone lógicamente y aun más difícil, la posibilidad de cambiar hábitos. No se pretende construir castillos frágiles de un día para otro, pero si cada noche ponemos un granito de arena, poco a poco se gana la batalla.

La época de la mujer frágil y el macho dominante ya no existe, y la primera persona que tiene que ser protagonista de su historia y concientizar tal hecho son las féminas. Hay que sentirse triunfadoras en todo momento y dejar de ser víctimas de maltratos, que no tienen razón de ser ni lógica alguna. Si el sol alumbra a todos con su luz, porqué discriminar lo que no lo merece.

El naranja representa una nueva época, una bisoña oportunidad, donde no exista agresión, es necesario encontrar la igualdad en la diferencia.