Una clave resuena

Una clave resuena

  • La música y los músicos cubanos tienen notable espacio en el Canal Clave. Foto tomada de Internet
    La música y los músicos cubanos tienen notable espacio en el Canal Clave. Foto tomada de Internet

Clave, el canal musical de la TV nacional es una antaña aspiración realizada con eficacia y en continuo desarrollo que ha propiciado hacerle lugar permanente al videoclip de producción local y también al foráneo.

Ahora que se están celebrado los 40 años del Concurso y evento teórico Caracol UNEAC viene a la memoria el reclamo de realizadores, músicos y críticos de que el país, considerado con Estados Unidos y Brasil fuentes esenciales de la música, tuviera un soporte que mostrara la riqueza y diversidad en ese ámbito.

Y en la medida que el video clip se iba convirtiendo en una producción amplia era más necesario un canal televisivo para acogerla, además  de la importante labor promotora y difusora que, en ese sentido, ha realizado el programa Lucas durante veinte años.

Crear un canal es algo que requiere cuantiosos recursos y medios y luego estructurar una programación otro tanto. Clave recurrió al principio internacional de reiterar en diferentes horarios los espacios que se trasmiten, teniendo en cuenta que el mismo televidente no está durante tanto tiempo frente a la pantalla y ofreciendo la posibilidad de que en diferentes horarios se pudiera alcanzar el programa que se deseaba ver.

Al principio era evidente que la parrilla se organizaba  con lo más a mano reproduciendo programas de otros canales, lo cual se mantiene, pero enriquecido con otras búsquedas internacionales que permiten mostrar obras de verdadera calidad sobre la música clásica, la opera el bell canto, reportajes ,documentales que ofrecen útil y entretenida información sobre géneros, autores, intérpretes, concursos y propician conocimiento sobre todo tipo de música allende los mares que circundan la isla sin menoscabo de los pentagramas más populares.

Un valor añadido son las películas que se trasmiten referidas a los intereses y objeticos del canal que amplían las posibilidades de disfrutes y saberes de los televidentes, pues no se trata sólo de filmes propiamente musicales, sino sobre los que han marcado pauta en ese aspecto artístico en los diferentes géneros.

La música y los músicos cubanos tienen notable espacio en el Canal Clave y ello es valioso, porque, aunque en realidad los restantes canales televisivos dedican muchos espacios a la difusión musical nacional, aquí se pueden apreciar documentales realizados con figuras de todo el país que es más difícil ubicar en otros espacios.

En ese sentido resulta notable la cantidad de documentales realizados por el ICAIC, la televisión, diferentes organismos, durante el pasar de los años, sobre músicos cubanos y más recientemente por productores “independientes” y lo mejor que los más antiguos se conserven y puedan dar testimonios de verdaderos valores desaparecidos.

Los televidentes siempre quieren más, todos queremos más de todo, pero das las posibilidades reales de recursos hay que reconocer la buena función que está realizando el Canal Clave para los que prefieren la música para escucha, para bailar, para acompañar.

Durante el pasar de los años, sobre músicos cubanos y más recientemente por productores “independientes” y lo mejor que los más antiguos se conserven y puedan dar testimonios de verdaderos valores desaparecidos.

Los televidentes siempre quieren más, todos queremos más de todo, pero das las posibilidades reales de recursos hay que reconocer la buena función que está realizando el Canal Clave para los que prefieren la música para escucha, para bailar, para acompañar.