Again and again. Performance inaugural de Sislej Xhafa en el Museo de Bellas Artes de La Habana

Again and again. Performance inaugural de Sislej Xhafa en el Museo de Bellas Artes de La Habana

  • Músicos de la Orquesta Solistas de la Habana, actuando encapuchados en la escalera monumental del Museo. Foto: Maite Fernández
    Músicos de la Orquesta Solistas de la Habana, actuando encapuchados en la escalera monumental del Museo. Foto: Maite Fernández

La primera exposición personal del artista kosovar Sislej Xhafa fue inaugurada en el Museo Nacional de Bellas Artes en su sede del antiguo Centro Asturiano frente al Parque Central donde permanecerá abierta hasta mediados de diciembre.

Comprende la retrospectiva de algunas de sus obras trascendentes, a las cuales ha agregado muchas otras preparadas en Cuba empleando materiales extraídos de nuestra realidad cotidiana, transformados en sustrato material de esas obras. Con su impronta local testimonian su visión del contexto cubano y proponen interrogantes acerca de la vida en general y en nuestro país.

La apertura de la exposición contó con la emocionante presentación de un performance del artista, titulado Again and Again conformada por la interpretación de Adagio para cuerdas, obra maestra de Samuel Barber, compositor estadounidense de música de cámara y orquesta, creada hacia 1938, ejecutada por la Orquesta Solistas de La Habana bajo la dirección del maestro Iván Valiente. Es una música clásica de un efecto emocional muy sensible y doloroso. Casi podría decirse un presagio a la atmósfera de desolación que arrasaría especialmente a Europa con la escalada represiva que durante esos años comenzaba a sembrar de zozobras y desesperanzas a los pueblos europeos y poco tiempo después conduciría a una desastrosa guerra mundial.

El aire de tristeza arremolinada de esta pieza musical ha sido reconocido pormuchos públicos. Es de estimarque por ese poder de evocación, la escogió como plataforma sonora debido a su impactante contacto emocional, experimentado también por él, a los fines de conducir a los presentes —donde quiera se presentase este performance— al despliegue de imágenes y recuerdos, convenientes a la dirección conceptual que a él le interesa direccionar como artista antes de pasar los visitantes a contemplar sus obras.

El performance introduce una intención simbólica al mostrar su presentación escénica envuelto en una atmósfera tenebrosa de referencias situacionales de extremo peligro para sus interpretantes. A diferencia del modo atemporal de darse la música en el espacio neutral de recepción en una sala de concierto, contextualiza los efectos de recepción. Los músicos y el director dan inicio a la acción plástica, poniéndose de frente al público una capucha negra de tela muy ajustada al rostro para protegerse de ser identificados. Gesto que anuncia ser una acciónconceptual incómoda y peligrosa, desafiadora del poder.

Con eso, el performance indica su carácter comunicativo decididamente transgresor, dirigido a denunciar a los círculos de poder. Es un alegato contestatario a los modos de ejercerse la violencia de la dominación en cualquier circunstancia.

Again and Again es una obra trascendental dentro del repertorio artístico de Xhafa que data del 2000 su primera presentación. Su título alude a la repetición “una y otra vez” de dolorosas situaciones conflictuales. La estructura de la obra con ese objetivo, termina y después de una pausa muy breve, vuelve a ser tocada, reforzando la sensación de desolación. Desencadena un sostenido estado emocional con el corazón apretado ante el suceder de imágenes pensadas que sugieren acontecimientos dolorosos de agresiva violencia, repetidos una y otra vez en la sociedad contemporánea, muchas veces al unísono en diferentes latitudes.

Tema sobre el cual Xhafa en los últimos años, ampliando el radio de influencia como un modo de presionar las conciencias de los públicos del arte acerca de ciertos problemas acuciantes del mundo que persisten a lo largo del tiempo histórico, sean los traumas de la emigración, los sistemas diversos de esclavitud que solapados o declarados aún persisten en el mundo contemporáneo, heredados del anterior periodo formativo de las naciones actuales, o los conflictos bélicos entre naciones.

Este performance, Again and again es una declaración de principios de su postura artística e ideológica. Dada su naturaleza híbrida, musical y visual, es preparatoria a la observación de la multiplicidad e hibridez de los lenguajes empleados en las obras mostradasen el museo habanero, a disposición de la percepción sensorial e intelectual de los asistentes.

Quisiera finalmente manifestar la impresión que me causó escuchar el adagio para cuerdas de Samuel Barber en el peso agudo de su ritmo cadencioso. A ese fin creo mejor dar a conocer las ideas que me fueron aflorandodurante su escucha al observar ese singular performance creado por Sislej. Para mi sorpresa, las ideas se fueron organizando en su fluir temporal estructuradas a la manera de un poema,

Aunque conocía un antecedente de su obra plásticaexhibida en una colectiva organizada por Galería Continua en el Centro Wifredo Lam durante la Bienal pasada, incorporada a esta muestra, pendiendo del techo en el área donde se produjo el performance, resultaba un misterio conocer la diversidad de su actividad creadora.

Paso a describir a continuación cómo fueron apareciendo las ideas sucesivamente en mi mente, estremecido por los sentimientos provocados en el suceder de la música, pausada en el tiempo lento propio del adagio; a pesar de no estar todavía abierta la exposición, y por tanto, ajeno a lo que podría encontrar en las salas.

“Música dolorosa de una hiriente pesadumbre. Dolor creciente, acompañado de una lacerante tristeza. Lágrimas. Incertidumbre hacia el porvenir de la gente, de los de abajo, de los afectados por la agresividad de la época”.

“Sufrimiento. Tristeza y desesperación por la ida de los recuerdos gratos, veladamente sepultados. ¿Qué quedará de estas ruinas milenarias, destinadas a relamer las piedras de la vida? ¿Dónde están los seres queridos que nos iluminaron en tiempos mejores?”

“De silencio está colmado el horizonte. Un soplo de viento pasa en la historia y lo firme se revela frágil. Somos inconsistentes ante las ondulaciones del tiempo”.

Nada queda del esplendor de antaño. Solo retazos expuestos al sol, la lluvia y el viento, sin poder ir más allá de esa triste y apagada presencia”.

“Un clamor esperanzador anhela hacerse fuerte en medio de la reciedumbre de la vida, devastada por las convulsiones sociales y las guerras”.

“Despedazados, aunlos campos levantan su mirada hacia lugares ignotos.  Rareza de la esperanza que crece y se afirma en lo más tenebroso, aferrada firmemente a la vida”.