Carlos Bastidas Arguello: un periodista enamorado de la Revolución cubana

Carlos Bastidas Arguello: un periodista enamorado de la Revolución cubana

  • De nacionalidad ecuatoriana, Bastidas Arguello fue el último periodista asesinado por las hordas batistianas. Foto tomada de Cubadebate
    De nacionalidad ecuatoriana, Bastidas Arguello fue el último periodista asesinado por las hordas batistianas. Foto tomada de Cubadebate

Sentido homenaje de recordación le fue tributado por directivos y profesionales de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), ex combatientes del Ejército Rebelde y representantes del cuerpo diplomático acreditado en Cuba, a Carlos Bastidas Arguello con motivo del Aniversario 60 de su asesinato por esbirros de la tiranía batistiana, el 13 de mayo de 1958.

De nacionalidad ecuatoriana, Bastidas Arguello fue el último periodista asesinado por las hordas batistianas, cuando contaba tan sólo 23 años de edad.

Luego de partir de la oriental Sierra Maestra hacia La Habana con pruebas documentales y fotos junto a Fidel y a niños de esa zona oriental, rememoró la general de brigada Teté Puebla,  "para que se conociese en el exterior las razones de la existencia de una Revolución en Cuba y de la presencia de un líder como Fidel apoyado y admirado por todo un pueblo, fue interceptado por las tropas del gobierno de Fulgencio Batista."

Tras la imposición de una ofrenda floral en el nicho donde se conservan los restos del Periodista revolucionario en el habanero Cementerio de Colón, momentos después se llevó también a cabo la develación de una tarja en su honor en la sede del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, por parte de la doctora María Augusta Calle, embajadora de la República del Ecuador en La Habana y Pedro Martínez Pírez, Premio Nacional de Periodismo (2005).

"Son palabras mayores estar hoy aquí tributándole honores al último periodista asesinado por la tiranía batistiana, meses antes del triunfo revolucionario en esta tierra de la libertad y donde la capacidad de hacer periodismo no es un riesgo, sino un honor, un deber, y donde se puede ejercer el periodismo profesionalmente, expresó la Representante diplomática ecuatoriana, para agregar que "desgraciadamente, en otros países este oficio es la profesión más riesgosa (...) En la sala de redacción de los medios de comunicación es donde siempre se censura el noventa por ciento de la información, de la noticia, por parte del dueño de dichos medios (...) Queremos que el periodista investigue, trabaje y brinde una noticia veraz, equilibrada y que asuma la responsabilidad de los resultados",

Por su parte, el connotado periodista Martínez Pírez resaltó a la sede del Instituto Internacional de Periodismo, con 35 años de creado, como "el mejor lugar para rendir homenaje a Bastidas Arguello, producto de la gran cantidad de periodistas latinoamericanos y caribeños que han pasado por sus aulas (...) Carlos Bastidas Arguello un hombre que se enamoró de la Revolución cubana y que nunca será olvidado. Prueba de ello es además la presentación del libro Andanzas de Atahualpa Recio. Vida y pasión de un periodista ecuatoriano asesinado en La Habana, del inolvidable periodista Juan Marrero González, quien llegó a convertirse en el biógrafo de la vida y la obra de aquel ecuatoriano (...) Hay que continuar haciendo muchas ediciones de este libro para no perder la memoria histórica, para que los jóvenes conozcan a este joven ecuatoriano de tan sólo 23 años de edad caído por la defensa de la verdad y fundador también de las transmisiones de la emisora Radio Rebelde en la Sierra Maestra, el 24 de febrero de 1958. !Honor a  Carlos Bastidas Arguello! "

En su obra Andanzas de Atahualpa Recio. Vida y pasión de un periodista ecuatoriano asesinado en La Habana, el periodista Juan Marrero González destaca en su Reseña de la memoria, que "Bastidas fue el último periodista asesinado en Cuba. En los años de poder revolucionario, desde 1958, no ha ocurrido un hecho semejante en Cuba. Jamás un periodista ha sido torturado, desaparecido, asesinado. En el resto de Latinoamérica, en cambio, más de ochocientos periodistas han perdido la vida en el ejercicio de su profesión; muchos de ellos desaparecidos por las dictaduras militares, otros asesinados en el marco de las democracias conocidas. Cientos fueron torturados; millones fueron amenazados, agredidos físicamente, despedidos de su trabajo, impedidos de tener afiliación sindical, censurados. Miles, miles, miles...Hasta el día de hoy, inclusive".

Entre los capítulos de dicho título --además de su testimonio gráfico--, se hallan algunos relacionados con las raíces históricas que unen a los pueblos de Ecuador y Cuba; la cultura indígena en el Ecuador y el referido a En la Sierra Maestra: Espíritu juvenil, ganado por la Revolución, donde se expone la presencia de cuatro periodistas latinoamericanos en esas serranías orientales en 1958, el último año de la guerra: Carlos María Gutiérrez, de Uruguay; Manuel Camín, de México; Jorge Ricardo Massetti, de Argentina, y Carlos Bastidas, del Ecuador.

Andanzas de Atahualpa Recio. Vida y pasión... un libro abarcador de múltiples anécdotas que hablan por sí mismas del abrazo solidario de los hijos de nuestra América en sus momentos más difíciles; una obra dedicada, sin lugar a dudas, a la memoria histórica y a su engrandecimiento.