Cuerdas locuras en la Plaza de Mayo

Cuerdas locuras en la Plaza de Mayo

  • La exposición Las locas de la Plaza de Mayo de Kaloian Santos Cabrera se exhibe en el evento Babel de la 25 edición de las Romerías holguineras. Fotos Carlos Parra
    La exposición Las locas de la Plaza de Mayo de Kaloian Santos Cabrera se exhibe en el evento Babel de la 25 edición de las Romerías holguineras. Fotos Carlos Parra
  • La exposición Las locas de la Plaza de Mayo de Kaloian Santos Cabrera se exhibe en el evento Babel de la 25 edición de las Romerías holguineras. Fotos Carlos Parra
    La exposición Las locas de la Plaza de Mayo de Kaloian Santos Cabrera se exhibe en el evento Babel de la 25 edición de las Romerías holguineras. Fotos Carlos Parra
  • Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo son símbolo de resistencia universal. Fotos cortesía del evento Babel
    Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo son símbolo de resistencia universal. Fotos cortesía del evento Babel
  • Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo son símbolo de resistencia universal. Fotos cortesía del evento Babel
    Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo son símbolo de resistencia universal. Fotos cortesía del evento Babel

Sigamos siendo locos, madres y abuelitas de la Plaza de Mayo…

Julio Cortázar

“Los verdugos no eran capaces de calcular que aquellas señoras –entonces sin militancia política– que reclamaban desesperadas conocer el paradero de las hijas y los hijos arrancados de sus hogares, se convertirían en el principal símbolo de resistencia de uno de los genocidios más terribles de la historia: la sangrienta Dictadura Cívica-Eclesiástico-Militar que entre 1976 y 1983 imperó en la Argentina”. A este símbolo de resistencia universal se acerca el lente del fotoperiodista Kaloian Santos Cabrera (1981) en la exposición Las locas de la Plaza de Mayo, inaugurada en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola como parte del evento Babel, en la 25 edición del Festival Mundial de las Juventudes Artísticas.

“Los represores las llamaron ‘locas’ porque, cuando se impuso el Estado de Sitio y Terror, cubiertas con pañuelos blancos y cargando las fotos de sus desaparecidos como estandarte, daban la vuelta a la pirámide de la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, en Buenos Aires”, nos dice el reconocido fotógrafo holguinero residente en Argentina.

Estas “locas” –utilizando como parte del título el eufemismo con que las bautizó el régimen sudamericano– regresan en las fotos de Kaloian porque su lucha aun no ha cesado: estas imágenes, atrapadas en el instante decisivo, al decir de Cartier–Bresson, no son el recuento histórico de un triste pasado que señoreó en Argentina y buena parte del continente: estas Madres y Abuelas, mujeres en su pleno juicio, cargadas de coraje y valentía, continúan reclamando a sus hijos y nietos cada día y cada noche, y su lucha, gradual, enérgica, sistemática, como el lento goteo del agua sobre una piedra, se ve recompensada con la soñada aparición de algunos de estos jóvenes bajo otra identidad. “Entre 400 y 500 bebés fueron secuestrados junto a sus padres o nacieron durante el cautiverio de sus madres embarazadas y luego desaparecidas”, nos dice el artista.

Dolor, arrugas, vejez, memoria, tristeza, manifestaciones, pañuelos, cordura, carteles, fe, amor, esperanza… traslucen en las imágenes que Kaloian Santos ha atrapado justo en el instante donde el ojo “descansa” y está contenida la belleza necesaria, según Joseph Brodsky.

La exposición Las locas de la Plaza de Mayo es, además de un homenaje a estas Madres y Abuelas argentinas, símbolo de resistencia universal, un aviso, una señal de permanencia y fidelidad, una alerta imborrable para que no viva la desmemoria en nuestros pueblos.