Hacia una propuesta estética de la música vocal en Guantánamo

VI Edición Encuentro de Voces

Hacia una propuesta estética de la música vocal en Guantánamo

  • En su sexta edición el Encuentro de Voces rindió homenaje a la ilustre figura de la música de concierto en Guantánamo, Antonia Luisa Cabal.
    En su sexta edición el Encuentro de Voces rindió homenaje a la ilustre figura de la música de concierto en Guantánamo, Antonia Luisa Cabal.

Proyecciones y desafíos

Fue la cantata Carmina Burana, la que en la noche de viernes, unió las voces que durante tres días deleitaron al público asiduo al trabajo coral y vocal en la provincia del alto oriente cubano, obra con la que cerró la presentación de coros, el Conjunto Lírico y la Banda de Conciertos esta edición del Encuentro de Voces, el cual trajo consigo muy buenas presentaciones y criterios favorables para las jornadas.

En el marco de su sexta edición, el Encuentro de Voces, auspiciado por la Asociación de Música de la UNEAC, le rindió homenaje a la figura insigne de la música de concierto en Guantánamo, Antonia Luisa Cabal, Tootsie, promotora, defensora y divulgadora de la cultura guantanamera, creadora de estos espacios donde la música es el lenguaje unificador entre público e intérprete. Asimismo, a los 55 años de la UNEAC, que tanto ha promulgado en defensa del arte en todas sus manifestaciones.

Enaltecer el trabajo de la voz humana en sus múltiples y variadas combinaciones dentro de la música, es uno de los fundamentos que ha caracterizado dicho evento, el cual, en esta ocasión, tuvo la notoriedad de insertar en su elenco artístico, la banda de conciertos de la provincia, que jugó un importante papel, en cuanto al acompañamiento de temas del repertorio musical internacional, y que hoy se convierten en clásicos para los intérpretes de la música vocal, como es el caso de la pieza, O Fortuna perteneciente a la cantata Carmina Burana del compositor alemán Carl Orff del siglo XX. Igualmente, resaltaron obras como La donna e' mobile y Brindis de La Traviata de Giuseppe Verdi, O sole mio, de E. Di Caupa, piezas que demuestran la madurez interpretativa de los integrantes del Conjunto Lírico Alberto Dávalos, fundamentalmente, los jóvenes solistas, en su mayoría, egresados de esta misma compañía.

Compartieron también los coros de la provincia, el mixto Voz Tempo y el coro Masculino, ambos creados por nuestra Tootsie, y que han mantenido la tradición musical guantanamera en este tipo de formato, el primero, que ha incluido obras del repertorio latinoamericano y cubano, y el segundo, único de su tipo en el país, durante varios años, ha interpretado obras de importantes autores y arreglistas como es el caso de Conrado Monier, quien se ha convertido en imprescindible para la música coral cubana, y que para orgullo nuestro, tuvo a su cargo la transcripción y arreglo del Brindis de La Traviata, ya mencionada, cuyo resultado sonoro enriqueció la proyección del lírico el día del cierre.

De manera especial, participaron dos de los formatos más destacados dentro de la música vocal en Santiago de Cuba, tal es el caso del dúo de la joven soprano Vilma Ramírez y la pianista Glenda Grau y el Cuarteto Vocal Vidas, ambos con un alto nivel interpretativo y desempeño escenográfico. El dúo, en varias de sus declaraciones reconoció el trabajo realizado por el Conjunto Lírico y se pronunciaron como unas de las defensoras de este arte en su provincia, a partir del rescate del repertorio nacional e internacional, en este ámbito musical.

El cuarteto Vocal Vidas, con una engalanada noche de conciertos, dieron muestra de su versatilidad interpretativa y la capacidad de apropiarse de diversos códigos de la música de diferentes latitudes, que van desde géneros como la samba, la salsa, el merengue, el pregón, el son, el country, el swing, la canción, el bolero y hasta lo más genuino de nuestro patio, el changüí. Mostrado a través de un peculiar formato integrado por dos sopranos y dos contralto, desempeñándose una de estas como bajo por su amplia tesitura vocal, lo que connota además sus presentaciones. De una marcada influencia del cuarteto legendario Las D' Aida, y mucho más cercana la labor desempeñada por Gema 4, Vidas ha logrado un estilo que subraya la esencia de cada género musical abordado. De formación profesional amplia, las muchachas de Vocal Vidas, alcanzan plasmar en el escenario esa comunión interactiva que rompe las barreras entre artista y público, a pesar de realizar por vez primera presentaciones en la provincia.

La propuesta que puso a colación la Asociación de Música de la UNEAC, en esta VI edición del Encuentro de Voces, realizado entre los días 13 al 15 de enero, da apertura a los eventos que en el año, realiza la institución en apoyo al desarrollo cultural de la provincia, la cual en este encuentro superó los anteriores, en cuanto a la incorporación de los diferentes formatos más legendarios de música de concierto en Guantánamo.

La proyección del Conjunto Lírico Alberto Dávalos, con su joven director Pablo Díaz Manzanares y sus nuevos talentos vocales, reveló las metas y deseos de trabajar y hacer por este conjunto vocal-instrumental, alcanzar nuevas dimensiones, tanto para el lírico como para el evento, es de los planes futuros.

Las presentaciones de los coros y los invitados que llegaron a nuestro suelo, sin dudas algunas, amplió las perspectivas para próximas realizaciones, que puede incluir la inserción de otras agrupaciones como los tríos, la creación de cuartetos, quintetos, cuya base fundamental es el trabajo a voces y que tiene una marcada tradición en nuestra provincia, lo que aspiraría al desarrollo vocal en la localidad.

De la misma manera, la socialización de investigaciones relacionadas con temas afines, daría paso al intercambio de conocimientos dentro y fuera de la provincia entre directores, investigadores y artistas, que pudiera otorgarle al evento un alcance territorial.

 La necesidad de espacios que permitan la ambientación adecuada para las presentaciones, la escenografía y la proyección escénica de los cantantes, es de los elementos en los que hay que seguir trabajando, pues son primordiales para el resultado teatral musical y caracterizan este tipo de presentación.

Asimismo, colaboración de diferentes instituciones es otro de los mecanismos que de igual forma, permiten preservar y mantener este tipo de evento en el territorio, para poder abrirse al intercambio artístico tan necesario para los que cultivan esta manifestación musical.

Es un lujo para los guantanameros ostentar un evento de esta magnitud, que contribuye a la creación de valores culturales, refinamiento del gusto y reconocimiento del buen quehacer, que trasciende todo el espacio-tiempo y enriquece las disímiles propuestas estéticas musicales. Mantengamos esta posibilidad de recrear a ese público que busca contemplación en la obra artística hecha música.