La Intimidad de Jorge Reyes

La Intimidad de Jorge Reyes

  • En la velada compartió escena con Jorge, Omara Portuondo, la Diva del Buena Vista Social Club. Foto del autor
    En la velada compartió escena con Jorge, Omara Portuondo, la Diva del Buena Vista Social Club. Foto del autor
  • En la velada compartió escena con Jorge, Omara Portuondo, la Diva del Buena Vista Social Club. Foto del autor
    En la velada compartió escena con Jorge, Omara Portuondo, la Diva del Buena Vista Social Club. Foto del autor

Como homenaje a la mujer, ente materno que perpetúa a la especie humana, el DVD Intimidad, del bajista Jorge Reyes y rubricado bajo el sello musical Bis Music, hace un alto en el panorama musical contemporáneo cubano.

El disco es resultado de la grabación de un concierto en el 2014 ofrecido por el músico en la sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, acompañado por una grupo importantes de cantantes cubanas y extranjeras.

Música selecta, de la más suaves de las armonías y dulzor en la escucha, el fonograma fue concebido con esa intensión por el maestro Reyes, uno de los más importantes ejecutantes del contrabajo en nuestro país, “es un disco que tenía previsto hace algún tiempo, una música suave que en estos momentos hace falta”, dijo el artista en la presentación del título, acontecida recientemente en Boulevard 66.

Por eso se dio a la tarea de buscar un grupo significativo de mujeres intérpretes que lo escoltaran en este empeño, además de constituir en sí mismo el fonograma apoyo a la lucha contra la violencia hacia a la mujer, “tuve la suerte de que Bis Music me diera la mano”, señaló.

Desde esa parcela de lo almibarado, los arreglos, realizados por el propio Reyes, priorizan los acordes primorosos, pautados los pasajes armónicos y melódicos, sin excesos.

En especial acto, el bajo que aparece como voz principal en algunos momentos, en otros acompaña pero de una manera particularísima que el músico sabe impregnar al instrumento. En todos dialoga con ese candor que ha puesto a su ejecución.

Llama la atención la maestría con la que el maestro interpreta el bajo, instrumento armónico rítmico que suele ser acompañante en la base rítmica; es difícil ponerlo en primer lugar y Reyes lo logra con total avidez.  

El artista ha integrado todos los conceptos musicales en este disco. Transita desde la música clásica hasta el jazz y los diferentes géneros de la música cubana: son, bolero, feeling, etc. Muestra en ellos esa capacidad que su madurez artística le permite, tanto frente a las notas del pentagrama como en la improvisación.

De lujo los invitados. Una constelación de luminarias cubanas féminas, y otras en inminente alza, de los más variados estilos y formas,  aparecen aquí. La destacada soprano Bárbara Llanes, —Reyes la acompañó en un disco junto al maestro José María Vitier— interpreta dos clásicos del repertorio tradicional cubano Drume negrita y Quirino con su tres, más tarde volveré sobre este apunte.

La secundan Beatriz Márquez, la musicalísima; la violinista y cantante Tanmy López, la recién desparecida Eva Griñán, Luna Manzanares, Brenda Navarrete, entre otras.

De los hombres los pianistas Alejandro Falcón, Jorge Aragón y Luis Felipe Gama; en la percusión Oliver Valdés. La buena poesía no podía faltar en el deseo de edulcorar a la mujer y la música, por eso la poeta Nancy Morejón regala sus versos en esta producción musical.

Punto y aparte para la concepción fílmica de este DVD, de montaje sobrio, prevalecen los primeros y medios planos, conjugados con planos generales, captan momentos sublimes de la interpretación. La cámara aérea imprime dinamismo en constantes paneos, así como en los planos contrapicados. Los dollis in y dollin back suman magia al desarrollo en el escenario.

Bis Music, sello discográfico acogió desde un primer momento esta producción que llegó a sus manos ya realizada y que luego licenciaría por su calidad, según José Manuel García, gerente de producción de esa casa matriz, ¨nos pareció una maravilla, por tratarse de Jorge Reyes  y si revisamos lo mejor de la discografía cubana en los últimos años, uno de los primeros nombres en el bajo es él¨, dijo en el lanzamiento.

Le llamó la atención el concepto de este concierto, “Jorge logró pasear el contrabajo por diferentes géneros de la música, da una clase magistral de la posibilidad del contrabajo, lo que demuestra que es un gran maestro”, aseguró.

Grato le resultó, a la vez que impresiona, los dúos realizados con cada uno de las damas aquí aparecidas, “sale súper airoso de los temas interpretados”, concluyó. 

En la velada del lanzamiento compartió escena con Jorge, Omara Portuondo, la Diva del Buena Vista Social Club.  

La placa abre con el tema Variaciones para contrabajos D-A SRD, en donde el artista hace hablar al instrumento. Le sigue la ya mencionada interpretación de Bárbara Llanes. Desde mi punto de vista, asombra el arreglo de Quirino con su tres, donde Reyes imbrica dos conceptos musicales: el formato tradicional de música cubana —tumbao del piano y marcha rítmica en la base— y música clásica.

Varios picos ostenta esta producción musical. Uno de los más espectaculares y bien logrados es el dúo de Llanes y Luna Manzanares en la interpretación de Alma mía, el contraste de sus estilos logra un empaste en la interpretación, genuina y sublime, respalda por el piano de Alejandro Falcón.

Ni decir del dúo de contrabajos que integra el propio Reyes junto a la contrabajista Caridad Zaldivia en un clásico del repertorio internacional del jazz: Sometime.

En general Bis Music pone en circulación un producto de lujo para guardar con celo, a pesar de dedicarse a la mujer cubana, su alcance y dimensión lega una impronta universal.