Reunión Nacional de la Red Arte y Comunidad

Reunión Nacional de la Red Arte y Comunidad

La red de trabajo conjunto de la Oficina de Cultura Comunitaria de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y el Centro de Intercambio y Referencia Iniciativas Comunitarias (CIERIC),  concluyó su encuentro los días 14 y 15 de marzo del presente año donde participaron, especialistas de proyectos de todas las provincias del país, las coordinaciones regionales del Occidente, Centro y Oriente, los gestores de  algunos proyectos de artistas y escritores, entre otros y se debatieron temas como la necesidad de preservar esta alianza del CIERIC y la Oficina de Cultura Comunitaria y plantearse una nueva fase hasta el 2020.

Entre las ideas que sostuvieron el diálogo de este encuentro se plantearon  nuevas fórmulas de autogestión que deben comenzar a visibilizarse en las experiencias comunitarias para estar actualizados con el nuevo modelo económico del país, además de contar con los nuevos actores sociales para desarrollar el trabajo comunitario desde prácticas más integradoras, alcanzando una cultura de mayor inclusión social.

Con respecto a los procesos formativos, deben repensarse a partir de una estrategia donde se capaciten a los gestores y actores comunitarios en temas que respondan a las necesidades de un diagnóstico, además de enfocarse en la modalidad de acompañamiento metodológico que necesitan los creadores que tienen experiencias comunitarias.

Esta red cultural  se ha ido construyendo sobre la base de valores, convertidos en principios éticos de sus integrantes, tales como la solidaridad, el respeto a la diversidad, el sentido de pertenencia y el amor a la identidad nacional.

Para las proyecciones futuras se habló de crear nuevos espacios de diálogo y reflexión que sirvan para alcanzar el desarrollo cultural  deseado para la sociedad cubana, preservando las bases existentes de ideas, pensamiento y acción, además de construir bases de datos diversas, utilizando las nuevas tecnologías de la comunicación, que permitan conectarse a otras redes y provincias, cuidar y estar alertas con la calidad de las propuestas comunitarias que se muestran, que las prácticas comunitarias mantengan una visión humanista y partan de problemáticas a transformar en las comunidades.